Las cuotas, algo que no va con el carácter español

Escrito por Aitor Urraca
Generales
1

Nuestro colaborador Juan Carlos Muñoz nos da su opinión sobre lo difícil que resulta en nuestro país pagar por servicios de ocio, como la televisión de pago o los servicios de GPS, por cuotas ya que, según afirma, no va con nuestro carácter.

Ojo, que no hablo de las cuotas como si hablara de la compra de bienes de consumo mediante letras o plazos, que a éstas nos hemos tenido que acostumbrar por narices y menos mal que existen porque si no la mayoría nos moveríamos en bicicleta y viviríamos con nuestros padres. No, me refiero a la obtención o mantenimiento de ciertas prestaciones previo pago de cuotas.

Una de las primeras marcas que puso esta modalidad en práctica fue VDO Dayton a través de su sistema de alquiler de cartografía para los navegadores “C-IQ“. Francamente, digan lo que digan no funcionó. Tras ésta probó suerte hace un par de años Garmin con su navegador con SIM “Nüvi 1690“, pero me da la impresión aunque no tengo en mi poder los datos que lo corroboren, que la idea tampoco cuajó entre los aficionados quienes, en su mayoría, creo que prefirieron invertir el dinero que costaba, y cuesta este cacharrito, en otros que no ofrecían servicios de internet pero en cambio contaban con Bluetooth y TMC gratis de por vida. Pero no para aquí la cosa, pues a Garmin le han seguido TomTom o Navigon quienes ofrecen con algunos de sus navegadores el servicio de información de tráfico en tiempo real “Premium”. O también marcas de avisadores de radar como Coyote y ahora Wikango, quienes dan la posibilidad de que sepas al instante y con exactitud si hay cerca de ti un radar móvil u oculto. En ambos casos la idea me parece genial por cuanto a medio o largo plazo pueden suponer un ahorro de dinero considerable ya sea en gasolina o en sanciones no impuestas. Ahora bien, la raíz del problema está en que en todos estos casos para gozar de estas prestaciones, y así poder ahorrarse hipotéticamente cierta cantidad de dinero, estamos obligados a pagar una cuota anual fija que puede salir entre 50 y 100 euros. ¿Y esto nos lo proponen a los españoles? ¿A los “Números 1” europeos en crackeo y pirateo? ¿A quienes sin invertir un euro extra en actualizaciones llevan el navegador a la última? Nada, ojala me equivoque, pero me temo que la idea, que en otros países puede ser un bombazo, en el nuestro o se pone a un precio muy, pero que muy barato o se quedará en agua de borrajas.

Más información: TomTom, Garmin, Coyote


Continúa leyendo

Comentarios

1 comentario
  1. Anónimo 28 Dic, 11 2:13

    ese pago premium del gps está desde hace tiempo en muchos paises y en ninguno a triunfado. Con no superar el límite de velocidad es suficiente, no es que seamos piratas, es que cada vez conducimos más prudentemente.
    Y lo de pagar entre 50 y 100 euros para que se actualicen los mapas es una tontería, ¿o acaso tu comprabas una guía de carreteras nueva cada año?.
    Es muy fácil unirte a los que justifican el fracaso de las empresas culpando y menospreciando al consumidor en vez de buscar lo que reálmente busca éste.

    0