Analizamos el TV Panasonic TX-P42VT30E

Escrito por Aitor Urraca
Electrónica de consumo
1

Los modelos de televisores de plasma que hay en el mercado se limitan prácticamente a tres fabricantes, LG, Samsung y el comentado de Panasonic pero, además, en la mayoría de los casos corresponden a grandes pulgadas que es donde esta tecnología destaca. En este caso, analizamos un televisor de 42 pulgadas, el Panasonic TX-P42VT30E que suma a sus buenas prestaciones y precio razonable.

Analizamos a fondo el televisor de plasma Panasonic TX-P42VT30E por 1699 euros.

El plasma sigue dando guerra. Y además, con unos argumentos que siguen haciendo de estos televisores una de las mejores alternativas.

 

Hace  unos años no me mostraba entusiasmado con los televisores de plasma. Claro que eran los años en que las teles con esta tecnología tenían una resolución de 840×480, la televisión era todavía PAL analógica, y lo de la alta definición sonaba a ciencia ficción. La calidad de aquellos aparatos me parecía horrorosa. Me sentía más que cómodo y a gusto con mi viejo CRT. Ahora la cosa ha cambiado mucho. Tanto en la tecnología de reproducción y grabación de imagen en movimiento, donde la alta definición ya es algo habitual, como en la transmisión de vídeo, donde la TDT se ha impuesto y la desaparición de la televisión analógica es un hecho.

 

Los plasmas mejoran su tecnología.
Los televisores LCD o TFT han evolucionado hacia los de retroiluminación de LED, y los  televisores de plasma, a la vez que han reducido drásticamente su precio, han afinado sus propuestas eliminando todos los inconvenientes que pudieran ofrecer. En este escenario, nos encontramos con que la mayoría de la gente piensa que la tecnología de plasma está muerta. Y eso es lo que a uno le pueden responder si pregunta por un modelo de plasma en un gran almacén o tienda de electrónica. Y sin embargo, ahora es cuando estos aparatos me enamoran.
Los televisores de plasma ofrecen unas características colorimétricas y de ángulo de visión que no tienen rival en las tecnologías con las que compiten. Por algo será que en los estudios de televisión decorados con grandes televisores, éstos son de plasma, y no LCD. Y Panasonic está plenamente convencido de esto y se ha quedado prácticamente solo en la defensa de esta tecnología. El TXP42V30E pertenece a la gama más avanzada de plasmas de Panasonic, precisamente identificados por las siglas VT. Y lo primero que hay que decir de él, que es lo que más debería importar al valorar un televisor, es que la calidad de sus imágenes sea espectacular. Un rendimiento sobresaliente, en imágenes 2D y 3D, con ausencia prácticamente total de crostalk, y un nivel de negros de la misma categoría que los KURO, cuya tecnología adquirió Panasonic, y  en este televisor se presenta bajo la etiqueta “Infinite Black Pro”. Además, ofrece un nuevo diseño, muy elegante, con el cristal frontal cubriendo no solo la parte de pantalla activa, sino también el marco del TV, en consonancia con esa moda actual que intenta hacer desaparecer el marco.

Prestaciones mejoradas.
El repertorio de prestaciones es muy amplio, y acorde con todas esas funciones adicionales de red, reproducción de medios y otras tantas a que nos tienen acostumbrados ya todas las marcas en todos los modelos de gama media y alta. Junto con alguna función de la que no somos precisamente forofos, como la interpolación de fotogramas (Inteligent Frame Creation) o, en este modelo, el sistema de 600 hercios. Prefiero sacar lo mejor del televisor en su estado puro, es decir, desactivando todos estos procesamientos extraños que para mi gusto afean la imagen más que mejorarla. Sin embargo, sí me entusiasma el modo de imagen THX, que deja el televisor calibrado de serie con unos parámetros muy cercanos a los teóricamente perfectos. Además, el panel también lleva el certificado de reproducción THX, lo que asegura una calidad de imagen del más alto nivel. Pero si somos unos sibaritas de la calibración, podemos ir mucho más allá, puesto que la disponibilidad de ajustes que ofrece el televisor permite hacerlo de modo profesional, todo con las bendiciones de la ISF. Estamos acostumbrados a que los televisores Panasonic puedan usar discos duros externos USB para grabar los programas de televisión. Pues bien, este modelo da un paso más y puede utilizar también tarjetas de memoria SD para el mismo cometido, en línea de mejorar la experiencia al usuario y utilizando la guía de programación que se ofrece por TDT, se puede programar una grabación desde ahí de una forma muy sencilla. Además ofrece conexión a Internet y a la red doméstica, tanto cableada como WiFi, con el adaptador incluido, compatible con DLNA y visor de imágenes, con compatibilidad para una gran variedad de formatos de imágenes, vídeo y audio. Los soportes de estos archivos pueden ser tanto tarjetas de memoria SD como dispositivos USB.
El panel de conexiones es muy denso, con posibilidades en consonancia con los de cualquier televisor HDTV moderno, con 4 tomas HDMI, una de ellas con canal de retorno de audio, que no nos dejarán sin opciones de conexión disponibles para dispositivos de vídeo modernos. Junto a estas, entradas y salidas de audio y vídeo de sobra para todo tipo de dispositivos modernos y tradicionales. En el tema sonoro, la solución deja también buen sabor de boca. Tres altavoces con los que obtiene unos graves  desconocidos en este tipo de televisores.

CONCLUSIONES

Lo pagas, pero lo vale.
Es más que probable que encuentres televisores más baratos, con prestaciones en principio parecidas, pero en otras tecnologías. No lo dudes, no será lo mismo. Lo que pagues por este Panasonic no te va a doler cuando compruebes su sensacional calidad de imagen, tanto en 2D como en 3D. Estas últimas son casi perfectas, sin las distorsiones que a veces se observan en modelos de otras tecnologías.
Viene con dos pares de gafas y adaptador WiFi, para que no tengas que realizar desembolsos posteriores. Las cualidades de la tecnología de plasma (excelente colorimetría, ángulo de visión sin límites y tiempo de respuesta nulo) se ven potenciados en este modelo por el buen hacer de Panasonic en una tecnología que mejora con el tiempo, como los buenos vinos.

CARACTERÍSTICAS

  • Tipo: Televisor de plasma Full HD 3D con dos pares de gafas incluidas.
  • Panel: 42 pulgadas, G14 Progresivo Full-HD NeoPlasma.
  • Ángulo de visión: Ángulo de visión libre.
  • Velocidad de respuesta: 0.001 milisegundos.
  • Contraste: Infinite Black Pro (Nativo 5.000.000:1)
  • Tecnología 3D: Sistema de gafas activas. Se entrega con dos pares de gafas.
  • Modos de imagen: Dinámico, Normal, THX, Cine, Juego, Foto, Pro1, Pro2 e ISF
  • Visor de imágenes viera: AVCHD, SD-Video, Motion JPEG [Lumix], MP4 [Xacti], DivXPlusHD, WMV, JPEG, MPO, MP3, AAC y WMA.
  • Conexión a red: Ethernet y Wi-Fi. Net TV.
  • Grabación: En disco duro y tarjetas SD.
  • Dimensiones: 1.018 x 630 x 50 mm
  • Peso: 23,5 Kg

Más información: Panasonic


Continúa leyendo

Comentarios

1 comentario
  1. 2Fast 16 Ene, 12 11:28

    Tengo entendido que la tecnología que en el futuro a medio plazo va a desbancar a plasmas y LCDs es OLED, pues combina los puntos fuertes de ambas tecnologías y algunas ventajas más. ¿Es así?

    Responder
    0