Opinión sobre los convertidores DACs

Escrito por Aitor Urraca
Alta Fidelidad
0

Los DAC o convertidores digital/analógico sirven para pasar la música que tenemos guardada en nuestros equipos informáticos o teléfonos móviles a un buen equipo de Alta Fidelidad. Nuestro experto en audio Juan Carlos Muñoz, reflexiona sobre diferentes equipos, su facilidad de uso y lo mucho que nos ofrecen pero, en especial, lo fácil y útil que resulta un DAC.

DACs, que invento más útil

Vivimos en una época tan acelerada y loca que se ha llegado a la lamentable situación, por lo menos eso es lo que me parece a mi, de ver normal el que la vigencia de las cosas se mida o cuantifique por semanas o como mucho por meses. De este modo, en informática todos más o menos tenemos asimilado el que a los escasos tres meses de haber comprado el ordenador, éste se quede obsoleto. Al navegador GPS le pasa otro tanto de lo mismo, porque o bien es de media o alta gama o se le estira durante un par de años para luego, en lugar de actualizar su cartografía, ir y comprar otro que sale casi por lo mismo.

Sobre los teléfonos móviles ya ni hablo, y para colmo de los colmos lo que pasa con los router ADSL, que más que router da la impresión de que fuesen “patatas calientes”, porque por mucho que le insistas a la teleoperadora de turno que está tomándote los datos para rellenar el contrato del pack que te acaba de vender de que por favor no te lo envíe a casa porque ya lo tienes del anterior contrato y es el mismo… ella erre que erre que el pack lo incluye y que te lo envía. Por eso cuando me topo con inventos como los DAC, que no sólo mantienen su vigencia sino que encima son capaces de hacer que otros aparatos la recuperen después de años… ¡me da un subidón de optimismo brutal!

Salvo esotéricas excepciones, que siempre las hay y siempre las habrá, la gran mayoría de los actuales DAC están al alcance de casi todos los bolsillos. Encima ahora hacen muchas más cosas que antes. Así, por ejemplo, ahora están en condiciones de mejorar sustancialmente el comportamiento de tu ordenador haciéndolo sonar a través del equipo de música, que tu iPod o MP3 suene a gloria o hasta remuestrear las señales y luego transmitirlas inalámbricamente. ¡Vamos, toda una delicatessen! Pero lo mejor de todo es que con ellos podrás seguir aprovechando tu viejo reproductor de CD. Sí, aquel que compraste hace diez años y que monta una mecánica que no tiene como los de ahora, fecha de caducidad.