Las válvulas, lo mejor para Hi-Fi

Escrito por Aitor Urraca
Alta Fidelidad
2

Nuestro experto en equipos de alta fidelidad, Juan Carlos Muñoz, nos ofrece su visión sobre el uso de las válvulas en los equipos Hi-Fi. Además de mejorar la calidad de sonido, también nos comenta lo delicadas que son. Ahora también hemos podido disfrutar del detalle de sonido que ofrecen las válvulas con nuevos sistemas de marcas como Samsung, que las incluyen en docks para smartphones. Si quieres saber mucho más, no dejes de leer la completa opinión de nuestro experto.

 

Válvulas. Encandilan, pero trátalas con mucho mimo. Por Juan Carlos Muñoz.

Quienes tengan equipos a válvulas sabrán de qué hablo. Su sonido es mucho más melodioso, cálido y armonioso que el dado por los aparatos transistorizados. Ahora bien, cuando empiezan a dar problemas lo mejor es tomarse una tila porque de lo contrario pueden llegar a convertirse en un sinvivir.

Lo primero de todo es que la válvula no es como el transistor. Con el tiempo se va agotando, por lo que dependiendo de cómo esté concebido el equipo a lo mejor hay que controlar periódicamente la polarización o ajuste de bías, es decir, la corriente en reposo que tiene la placa, porque de lo contrario la o las agotarás sin querer a mayor velocidad, y encima tendrás recortes indeseados de la señal incluso a volúmenes moderados. Seguidamente está el que un equipo a válvulas nunca debe ser encendido, apagado y vuelto a encender en un corto lapso de tiempo (tampoco en transistores, aunque son menos conflictivos), porque de hacerlo así lo más normal es que algún filamento chasque de inmediato. Tampoco las debes de manipular en caliente, porque aparte de que podrías dejarte algo de piel de la mano pegada al vidrio –lo que incluso podría ser asumible–, lo peor es que los filamentos, al estar todavía casi incandescentes, se podrían romper con mucha facilidad. A ello súmale el que el bulbo de vidrio de la válvula puede tener algún defecto de fabricación y con los cambios de temperatura agrietarse y perder el vacío, como el del propio diseño de algunas válvulas –esto no debe de sorprenderos porque os puedo decir que la famosa y muy extendida EL34 presenta el problema de que su cátodo tiende a cortocircuitarse internamente con cierta facilidad machacando irremisiblemente sus resistencias de polarización–, el que cada día que pasa es más difícil encontrar establecimientos especializados donde poder adquirirlas, por lo que hay que recurrir a tiendas online con el riesgo que ello conlleva a la hora de reclamar si una te llega en mal estado, y encima, ahora, nos vemos obligados a aguantar lo que nos impongan algunos monopolios como el de New Sensor, firma estadounidense que poco a poco se está haciendo con la práctica totalidad de la producción mundial de tubos de vacío. Así es, porque New Sensor, que empezó con la marca Electro-Harmonix y los derechos de explotación en los EE.UU de Sovtek, ahora posee a Sovtek íntegramente, a Svetlana, GenalexTungsol, Mullard, Sino y Tesla. ¡Vamos, ahí es nada!, por lo que si ahora te quieres hacer con una p.e. Sovtek 5881 oficial tienes que comprársela a ellos y pagar el doble del que sería su precio normal.

En fin, me encantan las válvulas. El sonido que dan que es, como digo, mucho más armonioso y cálido que el de los transistores, y también, por qué no, la parafernalia que conllevan y el calorcito que dan en invierno, pero o las tratas con mucho mimo y guante blanco o te pueden salir muy caras, tanto para el bolsillo como para tu salud física y mental.


Continúa leyendo

Comentarios

2 comentarios
  1. carracuca 19 Feb, 12 10:29

    Y todos los equipos con los que se grabó, o se graba, también eran, o son, a válvulas de vacío? Y el reproductor?

    Mi opinión es que, en general, los equipos actuales con amplificadores de estado sólido no cumplen con unas condiciones que antes era obligado cumplir para tener resultados aceptables, p.e. poca realimentación negativa, buena respuesta a transitorios, baja TIM, baja ondulación a plena potencia, etc. Los equipos modernos solucionan todo a base de “artificios” o técnicas de corrección de los defectos, cuyos resultados son apreciables tanto para bien (cumplir especificaciones) como mal, insatisfacción en la audición.

    Sugiero pruebas de doble ciego con auténticos, y carísimos por su mercado infinitesimal, equipos modernos.

    Como este tema ha sido y sigue siendo objeto de polémica infinita, casi como el balompié o la economía (o econosuya), que cada uno elija lo que más le satisfaga, la mayoría se conforma con mp3.

    Saludos a todos

    Responder
    0