Analizamos el M2Tech Young

Escrito por Aitor Urraca
Alta Fidelidad
0

Nuestro experto, Juan Carlos Muñoz, analiza el refinadísimo Convertidor Digital/Analógico M2Tech Young con el que conseguirás que tu equipo se comporte casi, casi como si se tratase de un High End. Se trata de un producto de más de 1000 euros por lo que no es apto para ser parte de cualquier equipo Hi-Fi sino más bien de sistemas de alto nivel. En estos equipos, sus usuarios también desean disfrutar de la música digital que tiene en su ordenador e incluso en su smartphone y este DAC lo permite y con la máxima calidad. A mínimo que te guste la música, no dejes de leer el completo análisis que hemos realizado.

Análisis de DAC M2Tech Young que tiene un precio de 1.099 Euros.

Desde que a primeros del 2009 tuviera la oportunidad de analizar con total tranquilidad el convertidor DacMagic de Cambridge Audio, que desde entonces que vengo con cierta regularidad teniendo en mis manos la posibilidad de probar en casa otros modelos como el 100D de Moon, el Musical Fidelity M1DAC o en última instancia el Arcam rDAC aparte de los DAC/Interface HRT Music Streamer II+ e iStreamer o el M2Tech hiFace. La verdad es que unos más que otros pero todos en general me han sorprendido muy gratamente por la buena labor realizada con las señales digitales, ahora bien este Young de M2Tech no hay duda de que es otro cantar.

Un máquina pequeña pero potente.
A primera vista el Young engaña por cuanto quien espere toparse con un producto con el cuerpo, tamaño o diseño –como lo queráis definir– como el que tenían los convertidores de antes como los de las marcas Wadia, Theta o Classé Audio se encontrará ahora con una cajita de aluminio de tamaño no mucho mayor que una mano y casi sin botones, pero es que la tecnología avanza que es una locura y encima en algunos sectores de forma más evidente que en otros.

Al respecto el Young, que hasta que no salga al mercado el Voughan es el modelo Top de la innovadora firma italiana M2Tech, es un DAC de alta gama capaz de recuantificar los buses convencionales de datos no ya hasta los 24 bit sino incluso hasta los 32 bit si estos proceden de una toma USB, así como de incrementar la frecuencia de muestreo interna hasta la increíble frecuencia de 768 kHz para así minimizar la distorsión cuando llegue la hora de trabajar con señales reales de 384 kHz ya que hoy por hoy no existen en el mercado fuentes que trabajen realmente a esta frecuencia. Pero bueno mejor ir por una vez por delante de la tecnología que no por detrás como suele ser lo habitual. En cuanto a tomas y controles, decir que cuenta sobre la original rejilla frontal tras la que está el display que nos dirá que entrada tenemos activada o la frecuencia de muestreo que se está empleando, con dos discretos botones con los que encenderemos el equipo y seleccionaremos manual o automáticamente la toma de entrada a recuantificar, así como hablando precisamente de éstas con una XLR AES/EBU, dos S/PDIF (una coaxial y la otra por BNC), una Toslink y una USB de entrada más dos RCA de salida de audio analógico.

Circuitería de precisión y alta calidad.
A nivel componentes el Young hace gala de lo último y más avanzado que hay en la industria, de ahí que las funciones que hace las lleve a cabo de manera intachable. De esta guisa si alguien decide abrir uno se encontrará en primer lugar con el chip receptor de señales para las entradas S/PDIF que es un DIX4192 originario de Texas Instruments pero que en este caso customizado por Burr-Brown, seguidamente hay un Cypress CY7C68013A que debidamente programado y aislado del resto del circuito mediante varios Analog Device actua como interface para la toma USB, un Xilinx Spartan para las tareas de filtrado digital y upsamplig y finalmente otro chip Burr-Brown PCM1795 con el que se realiza la cuantificación final de bit. En cuanto al filtro paso-bajo se refiere, está constituido por un circuito operacional OPA2211A de Texas Instruments que se caracteriza por ir polarizado en Clase A por lo que produce una muy baja distorsión, así como por un potente  grupo formado por 15 condensadores de polipropileno Wima. En cuanto al resto de componentes decir que son del tipo SMD y de tolerancia cerrada.

Para finalizar hay que hablar de la alimentación del Young, ya que ésta como está empezando a ser común se efectúa a través de un alimentador externo. Al respecto decir que si bien el transformador suministrado cumple con su cometido es que no os quepa duda que es muy mejorable, pudiendo en este sentido optar por tres alternativas posibles. La primera y más barata opción pasa por sustituir simplemente el alimentador AC-DC entregado por otro capaz de dar un poco más de amperaje para que no vaya tan justo. La segunda posibilidad es la de si uno es un poco “manitas” acoplarle una batería de las recargables selladas de 12 voltios tipo Yuasa que entre lo que cuesta la batería y el cargador nos saldrá por unos 70 euros y será lo que mejores resultados musicales nos de. Para finalmente si cuentas con un presupuesto holgado y eres un poco pijotas poder decantarte por la fuente específica “Palmer”.

Las posibilidades brindadas son ingentes.
Si bien el contar con tomas XLR, RCA, BNC o USB a través de las cuales poder recibir diferentes tipos de buses procedentes de tan dispares fuentes como puedan ser un DVD-Vídeo o DVD-Audio, de un CD, de un decodificador TDT o de un ordenador puede estar genial, más aún lo está el que el DAC sea capaz de trabajar con todo tipo de frecuencias de muestreo, incluso de algunas a las que todavía no se les puede sacar provecho, aplicando en este sentido el Young un factor de sobremuestreo que varía en función de la señal entrante siendo de 705,6 kHz para aquellas frecuencias base de 44 kHz o sus múltiples o de 768 kHz para las de 48 kHz y sus múltiplos. En cuanto a la apreciación sonora percibida el Young facilita un sonido suave, de rasgos casi analógicos al tiempo que se mantiene un nivel de transparencia y resolución altísimo. Aunque su sonido es analítico en extremo no se aprecia en él la sensación de granulosidad, el tan molesto y apreciable sobre todo en las voces ruido digital desaparece casi por arte de magia y la escena se abre ante uno adquiriendo una nueva y mayor dimensión.

CARACTERÍSTICAS

  • Rrango de BIT de entrada: 16 a 24 bit (S/PDIF, AES/EBU, óptica) 16 a 32 bit (USB)
  • Frecuencia de muestreo: 44,1, 48, 88,2 y 96 (Toslink) 44,1, 48, 88,2, 96, 176,4 y 192 kHz (S/PDIF, AES/EBU y USB)
    44,1, 48, 88,2, 96, 176,4, 192, 352,8 y 384 kHz (USB)
  • Respuesta en frecuencia: 10 Hz – 20 kHz (+0,1/-0,5 dB – fs = 44,1 kHz) 10 Hz – 90 kHz (+0,1/-0,1 dB – fs = 384 kHz)
  • Relación señal/ruido: 121 dB (Ponderación A).
  • Distorsión armónica total: 0.0003%
  • Correlación de Jitter: prácticamente inexistente.
  • Conexsiones: XLR AES/EBU In, RCA S/PDIF In, BNC S/PDIF In,Toslink In, USB In, 2 RCA Línea analógica Out.
  • Dimensiones: 200 x 50 X 200 mm
  • Peso: 1 Kg

Más información: M2Tech


Continúa leyendo

Comentarios

Sin comentarios