BeoPlay V1, un televisor muy versátil

Escrito por Óscar Condés
Electrónica de consumo
0

Lo primero que llama la atención del BeoPlay V1 es su sencillez y elegante diseño, acorde con el estilo del que suele hacer gala Bang & Olufsen en sus productos, más en esta ocasión en la que el televisor pertenece a su marca B&O Play, pensada para ofrecer productos premium dentro del ámbito digital.

Su diseño responde la máxima escandinava de desechar lo superfluo y ha salido de la mente del diseñador danés Anders Hermansen. El conjunto está realizado en acero galvanizado y combina la sencillez de líneas con unas juntas metálicas. La rejilla del altavoz está fundida directamente en la televisión, debajo de la pantalla, y cuenta con unos soportes en acero inoxidable que conectan sutilmente las esquinas del aparato para crear un conjunto que desde B&O definen como escultural.

El BeoPlay V1 ha sido concebido para ofrecer la máxima flexibilidad en cuanto a la ubicación, pensando en que sea el usuario quien decida donde colocar el televisor y no al revés; es decir, que la pantalla no condicione la decoración del lugar donde se instala sino que se adapte perfectamente a ella. Así, es posible apoyarlo en el suelo o en una estantería,  situarlo directamente en el suelo o colgarlo del techo.

Pero todo esto no significa que renuncie a ofrecer un buen rendimiento audiovisual. De hecho, desde la marca afirman que ofrece la mejor calidad de imagen en su categoría y un sonido sorprendentemente real. Especialmente se recalca la calidad sonora, con unos graves profundos y agudos bien definidos. El equipo no necesita altavoces satélite para ofrecer una experiencia acústica envolvente que, según B&O, supera a la de cualquier otra pantalla plana convencional gracias a  la inclusión de unos amplificadores ICEpower Clase D de Bang & Olufsen. Pero si se quiere contar con más altavoces, ofrece un módulo surround integrado y conexiones para sistema de altavoces 5.1.

Por lo que toca la imagen, presume de ofrecer gran calidad gracias a su pantalla LED, su  potente motor de vídeo y un contraste que se adapta automáticamente a la luz ambiental. Por último, siguiendo la filosofía de Bang & Olufsen, la interfaz de uso es sencilla e intuitiva y permite ver fotos o escuchar música directamente desde una llave USB o un servidor NAS y conectar fácil y rápidamente dispositivos de terceros como reproductores o videoconsolas.

El BeoPlay V1 se comercializa en tamaños de 32 y 40 pulgadas y en dos colores (blanco y negro) a un precio a partir de 2.399 euros.