Siguen las reacciones por los horarios del fútbol

Escrito por Carlos Alberto Sánchez
Generales
0

Entre las justificaciones que se esgrimieron para jugar a las 23 horas en el mes de Agosto estaba la del calor que se puede dar en algunas regiones de España durante este mes y que hace poco aconsejable la disputa de partidos antes de las 19 horas. Los jugadores habían reclamado que se tuviera en consideración este punto a la hora de fijar los horarios de las primeras jornadas de la Liga, así las cosas parece poco probable que el modelo de horarios que se ha fijado para las tres primeras jornadas se mantenga en el tiempo pues sería difícil justificar el disputar un partido a las 23 horas en invierno. A pesar de todo, en algunos clubes (posicionados junto con PRISA en la guerra del fútbol) no han gustado nada los horarios y los están utilizando como arma arrojadiza en el conflicto que se vive en la LFP estos días.

Atlético de Madrid y Espanyol han sido los más beligerantes. En el Atlético de Madrid no ha gustado tener que disputar partidos en lunes y tampoco los plazos que les permitirán preparar sus compromisos internacionales. En el Espanyol, justo después de firmar a PRISA TV como patrocinador, tampoco han sentado nada bien unos horarios que según los responsables de estos equipos perjudica al aficionado que acude al campo.

El presidente del Espanyol, Ramon Condal ha dicho que en la LFP “no podrían hacerlo peor”. Más duros se han mostrado los peñistas del Atlético de Madrid que han pedido la cabeza de José Luis Astiazarán. Antes lo había hecho su Presidente, Enrique Cerezo.

Los jugadores dispuestos a jugar

Entre los jugadores las opiniones son dispares, pero pocos han alzado la voz. Así por ejemplo, Busquets, centrocampista internacional del Barcelona ha sugerido aunque pueden parecer horarios atípicos, los jugadores deben aceptarlos y jugar. El centrocampista culé ha dicho que “nosotros respetamos los horarios de la LFP”. Zuculini es más optimista y piensa que quizás puede terminar gustándole este horario de las 23 horas.

La polémica por los horarios viene de la pasada temporada. En ese momento también se estimó que la dispersión horaria afectaría al aficionado que acudía al campo, aunque los datos finalmente demostraron que la asistencia a los estadios mejoró con respecto a anteriores ediciones del campeonato liguero. ¿Qué piensas de estos nuevos horarios?