¿Por qué no terminan de funcionar los televisores 3D Ready?

Escrito por Carlos Alberto Sánchez
Electrónica de consumo
6

La televisión en 3D está estancada. Las ventas de este tipo de televisores preparados para este nuevo formato no arrancan y el año 2012, que debería haber sido el de su despegue definitivo ha dejado claro que este formato no termina de convencer a los usuarios que tienen que comprarse un televisor y que parece que no miran con demasiada atención a la posibilidad de aquirir un equipo preparado para disfrutar de retransmisiones 3D. ¿Por qué fracasa la televisión 3D?

2010 fue el año de su presentación en sociedad, un producto exclusivo y elitista que representaba el último avance tecnológico en televisión. El pasado año debía ser el de su despegue, con una importante bajada en los precios de estos equipos y los últimos avances en una tecnología que ha facilitado las cosas mucho a los usuarios gracias por ejemplo a la mejora de las gafas 3D activas o la expansión de modelos 3D pasivos de última generación. ¿Y el año 2012? Pues este año quedará como el año del estancamiento o incluso del retroceso. La tecnología no se confirma como un factor decisivo para los usuarios a la hora de decantarse por un televisor.

Según GfK, sólo el 2% de los televisores vendidos en España son 3D Ready, todo un fracaso para la industria que presentó esta novedad comparándola con la llegada en su momento de la Alta Definición. Nada más lejos de la realidad, los usuarios no terminan de ver las ventajas de este formato de visionado.

¿Cuáles son los motivos de este fracaso?

Buena parte de los hogares en España (tres de cada cuatro) acceden a la TDT solamente. Es decir, no disponen de acceso a la televisión de pago. En la TDT apenas se han llevado a cabo pruebas muy esporádicas y puntuales para la emisión de eventos en 3D. Estas pruebas es pueden contar con los dedos de una mano y no han contado con continuidad, en gran medida, porque han estado protagonizadas por cadenas públicas que ahora mismo tienen otras prioridades en plena crisis económica y con un fuerte debate entorno a su papel. La escasez de contenidos en 3D sigue siendo a día de hoy el principal freno a la adquisición de televisores 3D Ready. ¿Por qué un televisor 3D? ¿Qué ventajas aporta si no puedo ver una serie o un partido de fútbol en 3D?

En España hay medio millón de iPlus (Canal+) que permiten el acceso a retransmisiones 3D, pero incluso en este caso las retransmisiones, aunque han crecido en número (y calidad), siguen siendo irregulares y se limitan al cine o algún documental. Sólo ONO ofrece la posibilidad de acceder también a retransmisiones 3D gracias a TiVo, aunque en este caso el número de abonados es todavía más reducido, y los contenidos en este formato son muy escasos en la plataforma de televisión por cable. Por lo tanto, incluso los 600 mil abonados a la televisión de pago que podrían acceder a algún contenido en 3D tampoco tienen retransmisiones que puedan justificar un desembolso económico “extra” (no tanto si tenemos en cuenta el reducido precio de los televisores 3D Ready de gama baja) para ver 3D.

¿Cómo ver 3D? El 3D sigue siendo caro y requiere o bien de una plataforma de televisión de pago o bien de la adquisición de un Blu-Ray 3D Ready y de la adquisición de las correspondientes películas o documentales en este formato. En este segundo caso además habrá que afrontar el “canon 3D” que supone pagar un sobreprecio sobre una película en Blu-Ray 3D frente a su versión 2D.

Primera conclusión : sin contenidos parece difícil que los usuarios puedan decidirse por el 3D.

¿Qué miramos cuando compramos un televisor?

¿No hay más factores que condicionen el estancamiento del 3D? Los usuarios pueden estar viendo cierta precariedad tecnológica en un sistema que parece que todavía tiene mucho margen para evolucionar. En otras palabras, el anunciado 3D sin gafas puede ser el “boom” definitivo para que muchos usuarios puedan decidirse por él en el futuro. ¿Queda mucho para el 3D sin gafas? Ya hay prototipos comercializados (a precios considerablemente más altos que los televisores 3D “convencionales”). El margen para esta tecnología es considerable. A esto se une la llegada futura de los televisores Ultra HD (4K), que podrían ofrecer en un plazo de dos a tres años la posibilidad de disfrutar del 3D sin gafas.

El 3D se ha convertido en un extra, en un elemento más a considerar por el usuario que adquiere un televisor y que no desea priorizar la compra de un equipo por este factor, sino por otros que hoy día sí parecen aportar valor añadido. ¿Estamos en la era de los televisores 3D? No. Si hace tres años podíamos hablar de la era de los televisores HD, ahora los televisores inteligentes o conectados son el concepto que se impone. Los usuarios han aprendido a preguntar por los “Smart TV”, antes incluso que por el 3D. Un televisor conectado aporta aplicaciones, contenidos “extra” para el usuario, nuevos servicios y, por tanto, un valor añadido en una compra imprescindible de futuro.

Es cierto que el precio ha dejado de ser un freno para la adquisición de un televisor 3D Ready. Hay equipos desde poco más de 300 euros en 32 pulgadas, e incluso marcas mucho menos conocidas están ya lanzando equipos 3D con sistemas activos y pasivos de gafas. Sin embargo, este punto no se ha mostrado como el verdadero factor limitante que impedía el despegue de las ventas de los equipos 3D.

El futuro será probablemente en 3D, pero no desde luego en este 3D y los usuarios de momento recelan.


Continúa leyendo

Comentarios

6 comentarios
  1. juan 15 Dic, 12 0:53

    Si no hay contenidos, no puede haber ventas, y encima la crisis.

    0
  2. waltdisneypixar 15 Dic, 12 8:32

    yo no quiero 3d , quiero el nuevo hd. 4k . que le den al 3d

    0
  3. paco 15 Dic, 12 23:42

    Yo tengo television 5D, cinco televisores frente a mi. Que le den al 3D, que no está el horno para bollos, y encima van a quitar las pensiones.

    0
  4. Alberto Garcia 02 Ene, 13 18:03

    pues yo quisiera tv fullHD con smart tv y audio 3D

    0
  5. Felix 08 Ene, 13 11:09

    LA ELECTRÓNICA DE UN 3D ES MEJOR QUE LA DE UN 2D. LA SINCRONÍA HORIZONTAL Y VERTICAL EN UN 3D ES PERFECTA, LO QUE DA UNA ESTABILIDAD A LA IMAGEN QUE NO TIENE UN 2D. AUNQUE NO LA VAYAS A USAR COMO 3D MEJOR COMPRA UNA 3D.

    0
  6. Lau Mir Duran 11 Ene, 13 9:26

    Son muchos los modelos de TV que ofrecen visión 3D en el
    mercado, pero tienen un precio bastante elevado y no queremos gastar tanto dinero si no estámos seguros de que va a ser una buena compra. A mayor tecnología y pulgadas
    más costoso será. Por suerte, siempre podemos encontrar buenas ofertas de televisores, para poder comprar
    las últimas novedades.

    0