La dirección de RTVE quiere reducir 35 millones de euros en personal

Escrito por Carlos Alberto Sánchez
Canales
0

En Radio Televisión Española (RTVE) las aguas bajan revueltas. En esta ocasión es la negociación del convenio colectivo. La dirección de TVE y RNE han planteado una reducción de los gastos relacionados con el personal del ente público de 35 millones de euros. La propuesta pretende ajustar el cinturón de todos los trabajadores de RTVE, también de los cargos directivos. El objetivo es que los conceptos variables tengan un peso mucho más importante en las nuevas condiciones laborales de los trabajadores de la Corporación.

Los sindicatos ya conocen la propuesta que sirve de punto de partida para las negociaciones del nuevo convenio colectivo. La dirección presentó estos datos a los representantes de los trabajadores este pasado miércoles y la respuesta de los sindicatos no se ha hecho esperar, califican de brutal el ajuste que solicita la dirección y no están de acuerdo con las soluciones planteadas por RTVE.

Una de las principales consecuencias del ahorro propuesto de 35 millones de euros pasa por la simplificación de la clasificación profesional de los trabajadores del ente público. En la empresa consideran que estos planes son la única alternativa viable para mantener todos los puestos de trabajo en RTVE. La dirección de la compañía parece haber jugado con la amenaza de ERE que ha rodeado al ente público en los últimos meses.

RTVE se reserva el derecho a cambiar el puesto de los trabajadores sin justificación

Entre las medidas más polémicas está el hecho de que la propuesta presentada por la dirección deja la puerta abierta a la posibilidad de que los reponsables de la televisión pública cambien a un empleado de puesto de trabajo sin ningún gasto extra ni otros problemas o justificaciones.

RTVE emitió un comunicado donde explicaba que los recortes afectan al 20% del presupuesto de la radio y la televisión públicas lo que obliga a tomar decisiones en el capítulo de los gastos de personal. Todas las centrales sindicales no ven la cosas igual y han coincidido en señalar que esta propuesta es injusta y obliga a que los trabajadores tengan que hacer un gran esfuerzo frente a los recortes del presupuesto.