Alphas termina hoy… las series de ciencia ficción no terminan de consolidarse

Escrito por Carlos Alberto Sánchez
Series
0

Alphas termina hoy en SyFy. El canal temático de pago emite esta noche el final de la serie que se cerrará con el último episodio de la 2ª temporada. El éxito rutilante de The Walking Dead no es la norma. La ciencia ficción (en el caso de The Walking Dead podría hablarse de un fenómeno zombie muy peculiar) no termina de consolidar sus proyectos, incluso los más ambiciosos. ¿Hay diferencias con otros géneros? Quizás no, pero por si acaso a continuación repasamos algunos de los fiascos del último lustro en televisión.

¿Serie de ciencia ficción es sinónimo de fracaso? No, aunque parece que el género no termina de enganchar a cientos de miles de espectadores, y es más, en muchos casos a duras penas consiguen superar la barrera de la segunda temporada, fatídica para este tipo de producciones. No se trata del fracaso de una cadena en concreto puesto que series de ciencia ficción hay varias cada año y “patrocinadas” por diferentes cadenas.

Los éxitos en ciencia ficción : una lista pequeña pero muy selecta

Entre los éxitos está claro que hay que mencionar series como Perdidos (que encumbró a un JJ Abrams que todavía espera su gran oportunidad para volver a triunfar con una serie en televisión) o más recientemente, Fringe (con JJ Abrams también implicado como productor ejecutivo). Esta última serie, con un perfil (y presupuesto) relativamento ambicioso, ha estado en la cuerda floja durante los últimos tres años, con fuertes rumores que apuntaban a su cancelación. Finalmente, la serie finalizó en Enero con cinco temporadas y una más que respetable legión de fans en todo el mundo. Hay otros casos como Sobrenatural o  Doctor Who (desde el Reino Unido).

Luego parece ocurrir que este tipo de series pueden llegar a triunfar en canales de pago cuando se le añaden otros elementos más allá de los relacionados con el género de la ciencia ficción propiamente dichos. Este parece ser el caso de AMC y The Walking Dead o incluso de HBO y Juego de Tronos. Proyectos muy importantes, sólidamente respaldados (y con la garantía de un éxito literario previo) y que cuentan con buenos presupuestos para salir adelante.

Grandes fracasos en televisión

Son muchos más los fracasos, alguno de ellos bastante sonados. Es el caso de Terra Nova, una superproducción cuyo primera (y única) temporada costó cerca de 60 millones de euros. Por supuesto, no consiguió la renovación por una nueva entrega. En el último lustro no han pasado de la segunda temporada series de ciencia ficción “clásicas” como Terminator : The Sarah Connor Chronicles o Stargate Universe, ambas series apoyadas por importantes historias detrás, la primera desarrollada en el cine y la segunda en televisión a través de la saga Stargate. Los remakes tampoco son garantía de éxito, por mucho esfuerzo de marketing y promoción que se haga en el intento. La serie V emitida estos últimos años en televisión y que volvía a recordar a esos lagartos que marcaron la consolidación del género de la ciencia ficción en televisión tampoco terminaron de convencer a casi nadie y acabaron en su segunda temporada. Ha habido algunos fracasos más discretos, como el de The River (que tampocó superó la prueba de la primera temporada) o The Fades en el Reino Unido.

Sin embargo, hay producciones que quizás con menos recursos y ambiciones consiguen sobrevivir. En un perfil también más discreto de éxito, sin llegar a los niveles de The Walking Dead ni tampoco a los de Fringe, se encuentran series como Warehouse 13 o Sanctuary, que consiguieron superar la barrera de las dos primeras temporadas. En otros casos se ha hablado repetidamente de cancelación aunque subsisten proyectos como Falling Skies. Y todavía nos quedan incógnitas por despejar en proyectos que estaban destinados a dar mucho que hablar como Revolution que de momento se ha ganado una temporada completa a la espera de ver como evolucionan sus resultados de audiencia.

En definitiva, la ciencia ficción no dista mucho de la realidad de otros géneros, aunque presente algunas particularidades (y algunos nombres) recurrentes.