Consejos prácticos a la hora de darse de baja de una plataforma de televisión de pago

Escrito por Carlos Alberto Sánchez
Generales
0

Si ha llegado el momento de decir “hasta luego” a una televisión de pago como Canal+, Movistar Imagenio u ONO es importante que tengas en cuenta algunos detalles. Muchas veces el miedo a conseguir completar una baja sin incidencias está presente. No hay que tener miedo a tramitar una baja, el proceso no debería ser más tedioso que un alta y al final estamos en nuestro derecho para conseguir la baja. Eso sí, algunas cuestiones básicas nos pueden ayudar a afrontar con garantías este proceso.

Una baja sin problemas empieza con un alta sin problemas

Lo mejor para conseguir una baja de cualquier servicio de telecomunicaciones sin problemas es disponer de toda la información (también la letra pequeña) en el alta. Esto nos ahorrará disgustos. No está mal plantearse en el momento del alta como gestionar una hipotética baja en el futuro. Todo servicio de telecomunicaciones, y la televisión de pago no es una excepción, conlleva un contrato entre un cliente y una empresa que ofrece el servicio.

¿Tengo compromiso de permanencia?

Esta es probablemente una de las primeras preguntas que debamos afrontar a la hora de tomar la decisión final. Cada vez menos plataformas apuestan por ofertas que incluyan compromiso de permanencia pero en algunos casos este detalle nos puede mantener atados a una plataforma hasta 18 meses.

Si aún así deseamos darnos de baja de una plataforma teniendo compromiso de permanencia nos quedan algunas opciones. La primera es informarnos sobre la penalización y pagarla. Pero hay alguna alternativa como gestionar un cambio de titular para un servicio de televisión de pago, una fórmula que permite que otro usuario asuma por ejemplo un contrato de Canal+ sin que tengamos que seguir pagando y el nuevo abonado se beneficia de un contrato con un compromiso de permanencia reducido.

¿Cómo comunico la baja?

Lo normal es gestionar la baja de la misma manera que hicimos el alta. Habitualmente, mediante los números de atención al cliente se pueden realizar estos trámites y suele ser suficiente pero para evitar problemas futuros, si queremos estar seguros de esta gestión, podemos solicitar un número de fax con el fin de enviar un burofax donde se deje constancia de que deseamos dar de baja los servicios asociado a una suscripción de televisión de pago.

Puedes encontrar más respuestas a tus dudas en nuestros foros especializados.