Los bancos piden la cabeza de Cebrián para seguir apoyando a PRISA

Escrito por Carlos Alberto Sánchez
Generales
0

PRISA depende de los bancos para no hundirse. La deuda que ahoga al grupo va a requerir de un nueva refinanciación por parte de la banca acreedora y según destaca El Confidencial, la idea de éstos es pedir la salida de Juan Luis Cebrián, máximo reponsable de la compañía. Banco Santander, La Caixa, Bankia y HSBC saben que el contrato de Cebrián termina a finales de este año y quedan a la espera de una respuesta.

Por su parte, Juan Luis Cebrián habría expresado su deseo de seguir al frente de PRISA. Así pues parece que los intereses de unos y otros chocan de momento, en un nuevo momento crucial para que la compañía pueda seguir operando. PRISA no puede responder por los 3.100 millones de euros de deuda neta que arrastra sin el apoyo de los bancos y precisamente éstos ponen las condiciones para el futuro de la compañía.

Si no hubiera acuerdo la compañía podría tener un año próximo muy duro. El Confidencial afirma que las cuentas del grupo recogen que tendrá que hacer frente al pago de 1.400 millones de euros en Marzo del 2014, una cantidad inasumible para PRISA en estos momentos.

Con este panorama a PRISA sólo le queda conseguir el apoyo de los bancos para una nueva refinanciación, la enésima que pretendería mejorar el calendario de pagos y que intentará convencer a la banca que es posible mejorar la situación financiera del grupo si estos pagos se someten a los resultados que consiga PRISA. La primera propuesta de la compañía que dirige Cebrián podría llegar entre Junio y Julio y tendría como objetivo conseguir un acuerdo a largo plazo que aporte estabilidad a un grupo que vive pendiente de sus delicadas cuentas.

Sobre la condición impuesta por los bancos para refinanciar la deuda y que pasaría por la salida de Cebrián de la dirección de PRISA, los analistas dudan de que sea posible debido al poder que acumular el máximo responsable de la compañía en estos momentos y que hace difícil que los bancos puedan imponer su salida.