El primer año de Leopoldo González-Echenique al frente de TVE, marcado por los recortes presupuestarios

Escrito por Carlos Alberto Sánchez
Canales
0

Leopoldo González-Echenique fue elegido Presidente de RTVE la primera semana de Junio de 2012. El máximo responsable del ente público de radio y televisión ha cumplido un año al frente del organismo público. González-Echenique asumió el cargo por el apoyo del Partido Popular y tras un cambio en la manera en que se elegía al Presidente de RTVE. El Gobierno quiso zanjar un periodo de desgobierno interno en la Corporación que amenazaba su sostenibilidad, pero a pesar de este movimiento el balance no se puede considerar del todo positivo.

Afectado por la crisis económica del sector público, Leopoldo González-Echenique tardó algunos meses en echar a andar su proyecto de televisión y radio públicas. En este tiempo se le escaparon algunos proyectos en lo que se pueden considerar fracasos considerables como la salida de Amar en tiempos revueltos de TVE. La serie, uno de los grandes éxitos de la ficción de TVE, se fue a Antena 3, aunque la decisión ya se venía gestando antes de que el nuevo Presidente tomara posesión de su nuevo cargo.

Leopoldo González-Echenique reactivó los estrenos de las series y consiguió que ninguna más se haya marchado. Ha conseguido cuadrar las cuentas para, no dando luz verde a ningún gran proyecto en este área, poder mantener los éxitos que ya tenía La 1 de TVE. Águila Roja, Cuéntame e Isabel siguen adelante, aunque todavía hay proyectos sobre los que hay más dudas como Los misterios de Laura cuyo estreno de nuevos episodios sigue aparcados sin noticias.

Mientras parecía que las cosas intentaban volver a la normalidad en el ente público, La 1 perdía el liderato de las audiencias y el segundo puesto. Antena 3 y Telecinco sacan hoy una considerable distancia a la primera cadena pública en una lucha que se ha visto afectada por la falta de estrenos y la redifusión de determinadas producciones para hacer frente al vacío de poder que precedió a la llegada de Leopoldo González-Echenique. Sin embargo, de lo que sí se puede responsabilizar plenamente a la nueva dirección es de la situación de los Informativos. Las decisiones tomadas en estos servicios se han caracterizado por la polémica. En cualquier caso, lo peor a día de hoy es que los Telediarios de La 1 sufren la batalla por las audiencias cuando hace un año parecían un espacio consolidado e inexpugnable por parte de la televisión pública.

Sobre la mesa temas todavía delicados como el uso de los patrocinios en TVE o un posible cambio en el modelo de financiación. Leopoldo González-Echenique deberá afrontar retos importantes este año como el dividendo digital que también puede afectar a los canales públicos de TDT y otras cuestiones en clave interna que pueden terminar por determinar si su Gobierno en RTVE es un éxito o un fracaso.