La Unión Europea declara ilegales las ayudas públicas a los operadores de TDT

Escrito por Carlos Alberto Sánchez
Televisión Digital Terrestre
0

La Comisión Europea ha resuelto este miércoles que las ayudas proporcionadas por el Gobierno a los operadores de TDT encargados de completar la cobertura de la televisión digital son ilegales. Según la Unión Europea estas ayudas van contra la neutralidad tecnológica, favoreciendo la tecnología terrestre sobre otras opciones que pudieran ser más eficientes. Esta resolución implica que se deberán devolver los 260 millones de euros de ayuda recibidos.

El operador de satélite SES ha conseguido uno de sus objetivos : que la Unión Europea le recordara al Gobierno español la necesidad de respetar el principio de neutralidad tecnológica que se reconoce en la región y que supone que no puede haber ayudas públicas a una determinada tecnología para favorecerla sobre otros vehículos para la transmisión de la señal de la televisión digital.

Estas ayudas salieron del plan para la implantación de la TDT del año 2005 y buscaban llevar la señal de TDT a las zonas de  más difícil cobertura. Estas ayudas no contaron con el visto bueno de la Unión Europea y sólo fueron destinadas a los operadores terrestres sin considerar ni permitir la participación de otras tecnologías en el proceso. Estos 260 millones de euros beneficiaron fundamentalmente a Abertis, la empresa que sostiene buena parte de la infraestructura técnica de la TDT en España.

El Gobierno sólo consideró la opción terrestre para ampliar la cobertura de la TDT

El problema en España se produjo como consecuencia de la extensión de la cobertura. Llegar hasta más del 90% de la población fue relativamente sencillo y el coste fue asumido por los operadores, pero a partir de aquí la cosa se complicaba, los costes se disparaban y llevar la TDT a pequeños núcleos de población y zonas con problemas de cobertura supuso un problema que se decidió resolver incentivando para que los operadores terrestres pudieran acceder a ayudas públicas que ahora la Unión Europea ha declarado ilegales.

Esta resolución reconoce en la práctica que la gestión de la TDT en España se ha hecho mal, sin un criterio técnico o de eficiencia adecuado y que no se han considerado otras alternativas como la tecnología IPTV, la televisión por cable o el satélite. Abertis y las empresas que se beneficiaron de estas ayudas deberán devolver el dinero al Gobierno.

Junto con esta resolución, la Comisión Europea ha abierto investigaciones por más casos relacionados con la gestión de la TDT en España : uno en Castilla La Mancha y otro por las ayudas recibidas por los radiodifusores para el cambio de frecuencia en la TDT.


Continúa leyendo

Comentarios

Sin comentarios