Los bancos europeos no dan el visto bueno a la refinanciación de PRISA

Escrito por Carlos Alberto Sánchez
Canal+
0

Según informa El Economista, PRISA no ha obtenido todavía el visto bueno de los bancos lusos, alemanes e ingleses a la enésima refinanciación de su deuda que debería terminar de concretarse estos días. De momento, el plan para intentar reducir la presión financiera que sufre el grupo debido a la deuda de más de 3.100 millones de euros que arrastra no está consiguiendo todos los apoyos que se esperaban y en estos momentos está bloqueado. Juan Luis Cebrián y otros directivos de PRISA tienen una agitada agenda veraniega para intentar cerrar un acuerdo con bancos y fondos de inversión.

La viabilidad de PRISA y sus empresas depende directamente de esta operación. No hay que olvidar que casi 1.300 millones de euros deben pagarse el próximo año, y en estos momentos, y dado el estado de las cuentas de la compañía, estos pagos son inviables.

PRISA cuenta con 38 acreedores y en la empresa ya han asumido que será imposible llegar a un acuerdo con todos para refinanciar su deuda. Será la primera vez en que ocurra esto, pero en la compañía que gestiona Canal+ ya han encontrado la fórmula para conseguir el visto bueno a una operación que necesitará el aval de más del 75% de los acreedores.

El problema es que el rumbo que está tomando la empresa no está gustando fuera de nuestras fronteras. Mientras en España parece que reciben de mejor cara los planes de refinanciación de PRISA, en Europa y Estados Unidos la cosa no es igual. Las últimas informaciones que apuntan a la bancarrota de PRISA en Norteamérica tampoco favorecen su imagen, puesto que los analistas consideran que esta estrategia puede suponer una medida más de presión para los acreedores que no verían su dinero en un plazo de cinco años.

Con todo este panorama, en PRISA de momento no renuncian a obtener el acuerdo de refinanciación con todos sus acreedores, pero algunos ya le están poniendo pegas. Es el caso de Portugal donde las entidades de valoración de riesgo, no ven con buenos ojos la situación de PRISA y de momento no están aconsejando prorrogar el pago de la deuda a una empresa cuyas pérdidas superan los 790 millones de euros en los últimos tres años.