La CMT le recuerda a los operadores de telecomunicaciones que la financiación de RTVE tiene el respaldo europeo

Escrito por Carlos Alberto Sánchez
Generales
0

La Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT) ha rechazado el último recurso de Orange presentado en relación a la financiación de Radio Televisión Española (RTVE). Los operadores han adoptado la estrategia de seguir presionando al organismo con recursos donde intentan poner en duda la legalidad del sistema de financiación de RTVE. De momento ninguno ha tenido suerte en sus reclamaciones y ahora la CMT le ha dicho a Orange que además de los argumentos hasta ahora utilizados, cuentan con el aval de la Justicia Europea.

Así las cosas parece que las reivindicaciones sobre el sistema de financiación de RTVE por parte de las compañías que ofrecen servicios de telecomunicaciones no van a prosperar. Orange y el resto de operadores reclaman que la tasa que deben de pagar a RTVE sea considerada ilegal.

En el último recurso de la compañía de origen francés todavía se reclamaba que la norma que rige la financiación del ente público de radio y televisión iba contra la legislación europea. Sin embargo, el Tribunal de Justicia Europeo ya dijo que el modelo de financiación de la televisión pública española se ajustaba a la legalidad. En una resolución reciente, el organismo de Justicia consideraba que el caso español guardaba importantes similitudes con Francia, donde también se obliga a las empresas a pagar una tasa para financiar a la televisión pública.

En la CMT recuerdan que la desestimación del recurso en el caso francés ha hecho que la Comisión Europea decida no seguir adelante con la queja puesta por el sistema español. El organismo regulador le recuerda a Orange que no puede dejar de aplicar una ley vigente y que debe acatar la norma y pagar la tasa. Las empresas de telecomunicaciones deben pagar un 0,9% de sus ingresos que van a parar al presupuesto de RTVE. En el caso del recurso presentado por Orange, la compañía reclamaba por el importe final que debe entregar, en una estrategia que de momento no ha surtido efecto.