Si el Gobierno no toma una decisión el Tribunal Supremo podría ordenar el cierre judicial de las televisiones

Escrito por Carlos Alberto Sánchez
Canales
0

Nueve canales de TDT deben estar cerrados antes de que termine esta semana. El Tribunal Supremo ya dio un plazo límite al Gobierno que se agota esta próxima semana y no parece que el Ejecutivo de Mariano Rajoy tenga lista una solución. Así la cosas, y según informa El Confidencial, la demandante Infraestructuras y Gestión 2002 ha solicitado al Tribunal Supremo que ordene medidas que afectarían directamente a las cadenas de televisión y que podrían pasar por el cierre judicial de algunas de las señales de los grupos audiovisuales.

El Ministerio de Industria puede encontrarse con un verdadero “papelón” si el Tribunal Supremo da el visto bueno a las medidas solicitadas por Infraestructuras y Gestión 2002, empresa que clamó contra la legalidad de la concesión de multiplex ordenada en el año 2010 por el Gobierno. El Tribunal Supremo ya metió prisa en diciembre de este pasado año al Gobierno pero de momento el cierre de nueve canales de TDT sigue sin ejecutarse.

La compañía que interpuso la demanda explica que desde el 18 de diciembre se han producido cinco Consejos de Ministros sin que el Gobierno haya puesto los medios necesarios para cumplir la sentencia del Tribunal Supremo. En Infraestructuras y Gestión 2002 comienzan a creer que el Gobierno no tiene clara la situación y por eso han apostado por una nueva medida de presión.

Un delito de desobediencia

La Justicia podría llegar a considerar que se está produciendo un delito de desobediencia que en último caso podría afectar a todos los miembros del Consejo de Ministros. Antes de que suceda esto el Tribunal podría podría un plazo de entre diez y quince días para que los responsables del Ministerio de Industria se den por aludidos y puedan aplicar definitivamente la medida.

La realidad es que el Gobierno y el Ministro de Industria, José Manuel Soria, llevan meses manejando esta “patata caliente” sin terminar de tomar una decisión. Las negociaciones y presiones desde los operadores audiovisuales han aconsejado prudencia. Quizás ahora el tiempo se haya terminado.