El 86% de los usuarios a nivel mundial sigue prefiriendo la televisión en vivo

Escrito por Carlos Alberto Sánchez
Generales
0

Los datos de la encuesta de IPSOS OTX (con más de 15 mil usuarios encuestados en 20 países diferentes) ponen en duda el verdadero desarrollo todavía del vídeo bajo demanda. Un 86% de usuarios a nivel mundial sigue consumiendo la mayoría de los contenidos en lo que podríamos denominar la “televisión en directo” o la “televisión en vivo”. El streaming por internet directamente a un ordenador ocupa la segunda posición con un 27% de usuarios que lo utilizan de manera habitual para ver contenidos audiovisuales.

El vaso se puede ver medio lleno o medio vacío y es que estos datos también pueden apoyar la idea de que la tendencia en el consumo televisivo cambia (aunque quizás no al ritmo que previsto). El streaming o la descarga de contenidos a un ordenador atrae al 27% de los usuarios, por detrás queda el streaming directo al televisor con un 16% de usuarios que utiliza esta fórmula habitualmente y la utilización de algún dispositivo PVR “sólo” es utilizada por otro 16% de los espectadores.

En cuanto al auge de los smartphones como vehículos para llevar contenidos audiovisuales, programas y eventos en directo al usuario, sólo un 11% de los usuarios afirma utilizar este tipo de pantalla para este consumo.

¿Un cambio generacional?

Los datos de la encuesta reflejan una evolución por segmentos de edad. De esta manera los usuarios de entre 50 y 64 años tienden a ver la televisión en directo (91%), frente a los usuarios menores de 35 años (81%). Estos resultados también se dejan notar en la pantalla utilizada para ver las retransmisiones y es que los más jóvenes están dispuestos a utilizar los ordenadores u otros dispositivos conectados.

En España, un 93% de los usuarios prefiere la televisión en directo

Nuestro país ha participado en la encuesta de IPSOS. Los usuarios españoles se encuentran a la cabeza entre aquellos que prefieren la televisión en vivo, frente al streaming o al vídeo bajo demanda a través de equipos PVR. Un 93% de usuarios (el porcentaje más alto junto a Francia) prefiere esta fórmula para seguir un programa. En el extremo opuesto se encuentra Estados Unidos (81%), China (80%) y Canadá (77%).

Casi uno de cada cuatro usuarios españoles afirma ver la televisión o contenidos audiovisuales directamente desde su ordenador. España se encuentra a la cola en la utilización de dispositivos de grabación PVR (sólo un 7% de usuarios afirma utilizarlos).