Vodafone cree que Competencia pondrá trabas a la compra de Canal+

Escrito por Carlos Alberto Sánchez
Canal+
1

Las reacciones en el sector de las telecomunicaciones a la compra de Canal+ por parte de Telefónica no se han hecho esperar. Ya horas antes de que se hiciera oficial la decisión del Consejo de Administración de PRISA por la que el 56% de Canal+ que controlaba la empresa pasa a manos de Telefónica, algunas compañías habían mostrado su malestar y preocupación por una operación que las puede dejar fuera del mercado, al menos en lo que a ofertas convergentes y televisión se refiere. Vodafone fue la más crítica y portavoces de la compañía expresaron sus dudas sobre la viabilidad de la operación desde el punto de vista de la competencia.

La compañía británica vive pendiente de que los organismos de competencia autoricen y den el visto bueno a su compra de ONO, pero mientras tanto ven con recelo la posibilidad de que Canal+ caiga en manos de Telefónica. La mayor preocupación de los operadores de telecomunicaciones radica en el hecho de las sinergias que puedan surgir a la hora de manejar una base de 1,6 millones de abonados. En estos momentos los abonados de Canal+ pueden contratar cualquier operador de telefonía e internet, y aunque es previsible que siga siendo así, tampoco parece descabellado que Telefónica quiera facilitar la posibilidad de hacerse con parte de esos abonados a otras opciones.

Vodafone ha emprendido una serie de acciones contra las últimas ofertas de Movistar en el mercado de las telecomunicaciones y ahora pretende ampliar sus reclamaciones a la adquisición de Canal+. La compañía británica cree que los organismos de la competencia deberían ofrecer voz a los posibles implicados en la nueva situación creada, incluido Vodafone.

La operadora de telecomunicaciones cree que Competencia debería realizar un estudio minucioso de la nueva situación, incluyendo todos los sectores implicados de manera directa o indirecta.

En Orange se muestran preocupados

Tampoco ha gustado la operación en Orange, que queda un paso por detrás en el mercado después de los movimientos acometidos en los últimos meses por Vodafone y Telefónica. La operadora de origen francés ya ha mostrado su malestar por la compra de Canal+: “Ningún incumbente tiene el 80% del mercado de pago que tendría Telefónica, ni exclusividad a los contenidos premium”, aseguró el director de regulación de Orange España, Julio Gómez. En la operadora aseguran que la operación no debería ser aprobada y que en todo caso se deberían garantizar los mecanismos para el acceso a contenidos y programación por parte de todos los operadores.


Continúa leyendo

Comentarios

1 comentario
  1. Anónimo 09 May, 14 8:37

    Ellos compran ONO y tan panchos…..Qué cinismo

    0