Kris Marshall toma el relevo de Ben Miller en la tercera temporada de Crimen en el paraíso

Escrito por Carlos Alberto Sánchez
Canales
0

Este próximo domingo a las 21:40 horas regresa a Cosmopolitan Televisión una serie que va camino de convertirse en un clásico de este periodo. Crimen en el paraíso retorna con nuevos episodios correspondientes a su tercera temporada. La principal novedad llega en el reparto y es que va a haber un importante cambio al frente de la comisaria de Saint-Marie. Richard Poole, que ha conquistado a la audiencia en sus dos primeras temporadas, se despide con un final inesperado y sorprendente. Le tomará el relevo otro británico: Humphrey Goodman, interpretado por Kris Marshall (Love Actually, Un funeral de muerte).

Kris Marshall ha hablado sobre su participación en la tercera temporada de Crimen en el paraíso y ha dejado claro que ha disfrutado de la grabación de la serie de la BBC. Primero vamos a conocer un poco más de Humphrey, un detective que llega a este rincón del Caribe con un espíritu diferente al de su predecesor y es que tiene muchas ganas de adaptarse a su nuevo destino. No le resultará sencillo congeniar con sus nuevos compañeros.

Así es Humpfrey Goodman

“Sigue siendo una historia sobre una persona que no encaja en un lugar nuevo, pero hemos cambiado de protagonista”, explica Marshall sobre lo que podrán encontrar los espectadores en esta tercera entrega de episodios de la serie. “Los espectadores quieren que siga con el mismo tono, pero con más diversión, intriga y asesinatos”. Y es que se mantiene el espíritu de las dos primeras temporadas a pesar del cambio.

¿Quién es Humphrey Goodman? “Tiene cuarenta y pocos años, está casado y trabajaba como detective para la policía metropolitana de Londres antes de ser transferido a Saint Marie. Se siente un poco atrapado en la rutina y necesita hacer un cambio en su vida, pero no sabe exactamente lo que quiere”, así definide Marshall al nuevo detective de la serie. Sobre las relaciones con los compañeros de equipo, el actor reconoce que al principio Humphrey no terminará de llevarse bien con ellos. “Creen es muy raro y un poco idiota”.

Con respecto al rodaje, Kris Marshall reconoce que rodar en Guadalupe durante seis meses “fue alucinante”. Toda una experiencia que a pesar de todo tuvo unos inicios algo complicados.