La Comisión Europea ya sabe que Telefónica prefiere que la compra de Canal+ se trate en España

Escrito por Carlos Alberto Sánchez
Canal+
0

La venta de Canal+ sigue ahora mismo pendiente del dictamen de los organismos reguladores de la competencia. La cuestión se encuentra en un punto tan inicial que apenas se sabe todavía si será la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) la encargada de evaluar esta importante operación. Algunos operadores de telecomunicaciones y empresas del sector han solicitado que sea la Unión Europea y sus organismos competentes, los encargados de poner las condiciones y pasar examen a esta compra. En Telefónica España no lo tienen tan claro y prefieren que sea la CNMC española la que juzgue las implicaciones de la compra de Canal+.

La cuestión no es baladí puesto que puede afectar no sólo al dictamen final sino también a los plazos mismos de la resolución. En Telefónica parecen sentirse más cómodos si la operación es juzgada desde el punto de vista del regulador español. Aunque se daba por hecho, Telefónica ha confirmado esta mañana a la Comisión Europea que cree que se dan las condiciones para que la compra de Canal+ sea evaluada por la CNMC.

La operadora de telecomunicaciones ha dado todos los pasos necesarios, que han incluido también el visto bueno del presidente de la CNMC, José María Marín Quemada, al encargado del informe evaluador de la compra de Canal+. Marín Quemada ya dijo que el camino para que la CNMC se hiciera cargo del caso pasaba porque Telefónica o alguna de las otras partes implicadas pudiera solicitar que el caso se resolviera en España.

Una operación muy importante

Telefónica se ha hecho con el control total de Canal+ después de haber adquirido el 22% de la plataforma a Mediaset España y el 56% de PRISA TV. La compra de la plataforma de televisión de pago le ha costado a la empresa presidida por César Alierta más de 1.000 millones de euros, pero es una compra clave para los planes de expansión y crecimiento de Movistar TV.

La unión de Canal+ y Movistar supone la creación de una plataforma que ahora mismo contaría con más de 2,5 millones de abonados en España.