La CNMC podría invitar a Telefónica a ceder la programación premium de Canal+ a otras plataformas

Escrito por Carlos Alberto Sánchez
Canal+
0

Telefónica está ya a la espera del dictamen de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). El organismo ha confirmado que las autoridades comunitarias le han transferido el caso y que ya trabajan para elaborar un informe sobre la compra de Canal+ por parte de la operadora de César Alierta. Mientras llega la resolución de Competencia, y según informa VozPópuli, lo que parece cada vez más claro es que Telefónica tendrá que garantizar el acceso a más contenidos y programación premium, hasta ahora exclusiva de Canal+, a otros operadores y plataformas de televisión de pago. Este punto podría resultar clave para que la operación de compra de Canal+ tenga luz verde por parte de la CNMC.

Todo el sector de las telecomunicaciones mira de reojo la compra de Canal+ y la decisión que tome la CNMC sobre una operación que supone dejar el 70% del mercado de la televisión de pago en manos de Telefónica. La “teleco” pasará a dominar la televisión por satélite, y ya cuenta con una posición predominante entre las plataformas IPTV después de superar el millón de abonados este mismo año. Vodafone y Orange han pedido a Competencia que restrinja la operación de compra de Canal+, temen que el acceso ilimitado a contenidos premium fortalezca definitivamente la oferta convergente de Movistar que en los últimos meses ha arrasado en este segmento del mercado.

Para intentar suavizar las condiciones de la compra de Canal+ impuestas por Competencia, y también para agilizar los trámites, Telefónica podría haber puesto sobre la mesa la posibilidad de ofrecer canales, programación y contenidos premium que hasta ahora sólo se pueden disfrutar a través de Canal+ y Movistar TV. Mediante estas concesiones Telefónica buscaría intentar calmar los ánimos en el sector, pero sobre todo buscaría la complicidad de Competencia. Canal+ y Movistar TV cuentan en estos momentos con varios acuerdos que garantizan el acceso en primicia a los estrenos de cine en televisión, algunas competiciones futbolísticas y otros deportes, series y otra programación.

Competencia tendrá que tener en cuenta las concesiones de Telefónica a la operación, pero también escuchará las posibles pegas de los competidores. Si se autoriza la operación condiciones, el proceso de autorización podría durar unos cuatro meses, mientras tanto Telefónica seguirá a la espera para tomar el control efectivo de Canal+.


Continúa leyendo

Comentarios

Sin comentarios