Los servicios VOD siguen sin responder a las necesidades de los usuarios

Escrito por Carlos Alberto Sánchez
Canal+
0

Los servicios VOD que ofrecen Movistar TV, Canal+, ONO, Orange TV y otras plataformas de televisión de pago siguen haciendo aguas a la hora de responder a los intereses de la mayoría de los usuarios. Es cierto que hay excepciones, pero en general, este tipo de servicios no cumplen con su premisa: que el usuario pueda disfrutar de los contenidos cuándo quiera y cómo quiera. Imposible debido a… las propias restricciones de los propietarios de los derechos de autor, pero también a la falta de imaginación y liderazgo de las plataformas, que salvo excepciones, siguen sin entender que todo lo que no sea ofrecer una solución completa en materia de VOD es dejar la puerta al mundo de internet.

¿Por qué fallan los servicios VOD?

Prácticamente todas las plataformas de televisión de pago presentes en nuestro país ofrecen hoy día una solución VOD. Algunas plataformas de cable regional han sido las últimas en sumarse, pero hoy día también ofrecen una solución. Se trata de un servicio que genera valor añadido, pero que fundamentalmente nos debería hacernos olvidar de los formatos físicos (léase decodificadores con unidades de grabación integradas como el iPlus o TiVo en ONO). Sin embargo, la realidad es otra y parece que el formato físico está más vigente que nunca.

¿Qué me voy a encontrar cuando acceda por primera vez a mi servicio VOD?

Si no has probado nunca una plataforma de televisión de pago o un servicio VOD, te encontrarás pronto con limitaciones. Por ejemplo, TNT estrenó hace unas semanas la 8ª temporada de Big Bang, una de las series del momento. Tú te has abonado esta semana, accedes por primera vez al servicio y quieres ponerte al día con tu serie, ¿qué te vas a encontrar? Con suerte los tres últimos episodios.

Una receta para mejorar los servicios VOD

¿Cómo se pueden mejorar los servicios VOD? En primer lugar entendiendo que lo que los usuarios no encuentren (incluso pagando) en sus plataformas, lo buscarán en internet, y descubrir las “ventajas” del todo gratis e internet, puede no ser el mejor argumento para seguir pagando un servicio de pago. Los operadores deberían hacerse fuertes a la hora de negociar la adquisición de temporadas completas de series, al menos las más populares y demandadas y ofrecer una solución que satisfaga por completo los apetitos de la mayoría de los potenciales abonados de las plataformas. Si no es posible, hay que tener en cuenta que hay plazos que no son asumibles: ofrecer un episodio de una serie o un programa durante una semana antes de eliminarlo del servicio VOD no tiene sentido hoy día. Este margen debe irse aumentando.

Hay cuestiones de sentido común. Los usuarios se quejan (en algunos servicios) de no disponer información concreta de hasta qué día van a poder disfrutar de un capítulo de una serie o un documental, con lo que cuando encienden su decodificador un buen día se encuentran con que ese capítulo que querían ver ha desaparecido sin previo aviso. Las plataformas conocen las fechas en las que van a tener que retirar los contenidos, algunas ya ofrecen la fecha hasta la que estará disponible un determinado contenido e implantar esto ahorraría cierta sensación de frustración y ayudaría al usuario a organizarse.

Todavía hay lugar para la esperanza

A pesar de todo, ha habido y hay experiencias positivas y que justifican los servicios VOD. Canal+ (a un coste importante eso sí), ha sido pionera ofreciendo temporadas completas en VOD de sus series. En este capítulo tampoco faltan algunos canales que han hecho sus esfuerzos para ofrecer series como The Walking Dead que están disponibles desde el primer episodio. El camino debe ser este o los usuarios seguirán encontrando excusas para no pagar.


Continúa leyendo

Comentarios

Sin comentarios