La terrible situación de Canal+ a la espera de la compra

Escrito por Carlos Alberto Sánchez
Generales
0

Si no se concreta la compra de Canal+ en unas semanas, la plataforma va a seguir perdiendo dinero y valor. Hace algunos días conocíamos que PRISA reconocía ya que el precio que tendrá que pagar Telefónica España por el 56% de Canal+ se había rebajado en los últimos meses en 31 millones de euros. Las cuentas del año 2014 de Canal+ son elocuentes y hablan por sí solas: la plataforma pierde 207 millones de euros y se ha visto obligada a prescindir de 100 trabajadores.

El elevado precio de los derechos del fútbol es una de las causas de esta situación. PRISA firmó in extremis un acuerdo con Mediapro que a la larga ha supuesto la victoria de la productora catalana en la guerra del fútbol. Canal+ no pudo aguantar el tipo y las exigencias de un acuerdo que no se ha traducido en un incremento de abonados. El número de clientes de la plataforma sigue decreciendo y la situación ya no es sostenible. En medio de esta situación, Canal+ ha decidido prescindir de cien trabajadores.

Una plataforma en estado vegetativo

La realidad es que la plataforma lleva sin presentar novedades sustanciales desde antes de que se concretara la venta a Telefónica España. PRISA no tiene el pulso financiero ni el interés por invertir en mejoras y las adquisiciones se reducen al mínimo y se limitan a un presupuesto famélico que sólo espera el momento de la compra. A esta situación hay que añadir que la empresa ha decidido prescindir de trabajadores, por lo que la programación de Canal+ se tiene que seguir ofreciendo, ahora con menos recursos humanos. El panorama es límite: si Canal+ no es comprada por Telefónica España en un plazo de un mes (se espera la resolución de Competencia antes de la primera semana de abril), la plataforma puede llegar a un punto de no retorno que sólo se podría solucionar con una inyección muy importante de dinero.