La dudosa veracidad de los estudios sobre el impacto de la piratería en España

Escrito por Carlos Alberto Sánchez
Canales
2

Este martes un grupo de empresas del sector audiovisual, agrupadas en un observatorio dedicado a la lucha contra la piratería, se reunía para exponer las conclusiones a las que habían llegado después de completar un estudio en el que, entre otras cosas, estimaban que casi el 88% de los contenidos culturales consumidos en España procedían de fuentes ilegales. En un artículo publicado en eldiario.es titulado “Desmontando los estudios de la Coalición de Creadores contra la “piratería“”, se critican las lagunas metodológicas que han llevado a publicar este informe y se plantean algunas dudas razonables.

Una metodología poco clara

Más allá del titular, el informe ofrece dudas razonables sobre la metodología utilizada. Se explica que los análisis de la información proceden de 55 mil entrevistas realizadas a personas mayores de 18 años, pero no hay mucha más información sobre el proceso de elección de los participantes, las preguntas o el cuestionario al que se sometieron. A partir de aquí, el resto del informe se puede considerar “cocina” dada la falta de información sobre el origen concreto de los datos estudiados.

El texto del informe mezcla conceptos como “valor del contenido pirateado” y el “lucro cesante”.

Ejemplos prácticos sobre las lagunas de este informe

Si hablamos de cine, la piratería habría supuesto pérdidas por lucro cesante están en 571 millones de euros. Esta cifra supone valorar (según los datos aportados por el propio informe de la Coalición), cada película en siete euros, cuando los principales videoclubs online cobran entre tres y cuatro euros por los estrenos en internet. Ricardo Galli, creador de Menéame, ofrece un análisis más detallado de este capítulo del informe: “La taquilla del cine español en 2014 fue de 123 millones, por lo que las pérdidas según el informe son 50 veces más que el volumen de negocio real. Ni aun considerando también las películas de Hollywood tiene sentido, España ocasionaría el 100% de las “pérdidas” que estima la Asociación Cinematográfica de Estados Unidos, que ya sabemos es otro lobby con informes poco rigurosos”.

El responsable de Menéame defiende que la industria tergiversa los datos para sus intereses: “Aunque sean verdad los números, el dinero que no se gasta por la “piratería” no se pierde ni se lo come, se gasta en otras cosas, por lo que es falsa la afirmación de que se pierde en impuestos o puestos de trabajo”. El problema de este tipo de informes es que la industria pierde credibilidad si no aporta una información veraz y si cocina los datos para defender sus propias tesis e intereses. Salvo que lo que se busque sea el titular.


Continúa leyendo

Comentarios

2 comentarios
  1. skiner 12 Mar, 15 12:20

    Esta historia es muy simple, Si los canales de pago ponen precios acordes con el nivel de vida de la gente, se contratan, ahora bien si ponen precios prohibitivos que son imposibles para la gran mayoría de la población española, pasa que se opta por medios alternativos.

    0
  2. Mariano 12 Mar, 15 16:02

    Osea, que los consumidores de contenidos de españa, son dudosos al 88%, pues si extrapolamos, el 88% de las empresas que ofrecen dichos contenidos son de dudosa reputación.

    0