El Gran Premio de Australia pone a prueba una Fórmula 1 sin Alonso en televisión

Escrito por Carlos Alberto Sánchez
Canales
0

Fernando Alonso no estará este fin de semana en el Gran Premio de Australia de Fórmula 1. Será la primera vez en la última década que el campeón asturiano no podrá estar en esta carrera inaugural. El piloto, todavía aquejado de problemas físicos después de su accidente en los últimos tests de pretemporada, tendrá que ver la carrera desde su casa. Y esta será una buena prueba para ver si hay Fórmula 1 después de Fernando Alonso. A pesar del notable papel desempeñado por Carlos Sáinz (octavo esta mañana en la mejor clasificación de un novato español), la realidad es que el piloto madrileño parece lejos de poder luchar por podios, muchos más aún de las victorias. ¿Resistirán los aficionados españoles frente al televisor en una nueva era que se antoja muy difícil con Fernando Alonso fuera de los circuitos o en la zona baja de las clasificación y sin opciones de podio?

Antena 3 y Movistar TV F1 comparten los derechos de la Fórmula 1 en España, además de TV3, que tradicional ha ofrecido los Grandes Premios incluso antes de la era Fernando Alonso. Para Antena 3 es la última temporada de Fórmula 1, aunque algunos de sus responsables han reconocido su interés por ofrecer alguna cobertura de la próxima temporada, quizás incluyendo el Gran Premio de España en directo (obligatorio de momento por ley). En el caso de Movistar F1 le puede influir en menor medida, pero el desembolso hecho y la calidad de su programación tiene sentido sólo si hay usuarios dispuestos a pagar por un abono, y habrá que ver si esta cifra de usuarios se puede ver afectada por la mala situación de McLaren Honda, la ausencia de Fernando Alonso en este inicio de temporada y el dominio de Mercedes, sin pilotos españoles con aspiraciones reales para luchar por el podio.

Fernando Alonso es el piloto más mediático de la Fórmula 1, incluso fuera de España. Su ausencia puede ser un serio varapalo para las retransmisiones, fundamentalmente de Antena 3 que ya ha visto como en la última etapa del pasado año, con todo ya decidido a favor de Mercedes, las audiencias se resentían un poco. A lo largo de toda la temporada, Antena 3 perdió aproximadamente un millón de espectadores de audiencia en cada carrera, más aún al final del año. En gran parte estos espectadores eligieron Movistar F1, pero muchos simplemente se borraron de una disciplina que ahora no encuentra la emoción de los años en que Fernando Alonso peleaba por victorias y podios.