Por qué la RFEF no acepta la venta centralizada de derechos

Escrito por Carlos Alberto Sánchez
Canales
0

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF), los jugadores y los árbitros de Primera División han confirmado su posición unitaria con respecto a la huelga del fútbol. Los jugadores pararán el próximo fin de semana las competiciones si no hay una negociación para matizar algunos puntos de la redacción del Real Decreto, así como para abordar otras cuestiones todavía pendientes o sobre la mesa y que afectan tanto al fútbol profesional como al amateur. La RFEF ya paralizó las competiciones de fútbol base hace algunas semanas con motivo de la Ley de Emprendedores, y ahora amenaza con ir más allá.

Aunque Javier Tebas ha confirmado que está dispuesto a prolongar el campeonato de liga hasta junio si no hay acuerdo y se mantiene la huelga, la LFP también ha decidido tomar medidas legales de lo que considera es una convocatoria de huelga ilegal puesto que no hay motivaciones laborales. El cruce de acusaciones en las últimas 24 horas no invita a pensar que se vaya a producir un acuerdo a corto plazo.

El origen del conflicto

La RFEF ha ido acumulando batallas y disputas con el Gobierno, representado por Miguel Cardenal como Secretario de Estado para el Deporte, y con la LFP. El reparto de los derechos de televisión no es la cuestión principal, a pesar de que haya podido ser el detonante. La RFEF no se opone a la venta centralizada de los derechos, pero quiere que se resuelvan algunos matices ya que consideran que el Real Decreto aprobado el pasado jueves no ha sido negociado.

En primer lugar, la RFEF todavía aspira a sentarse a negociar una nueva interpretación de la Ley de Emprendedores que ha obligado a que muchos empleados de clubes amateurs, que dedicaban parte de su tiempo libre a mantener estas estructuras deportivas a cambio de una pequeña contraprestación económica, ahora se hayan tenido que dar de alta en la Seguridad Social. Este fue parte del origen del problema, aunque insistimos, ahora mismo no es la única cuestión a negociar sobre la mesa.

La LFP dispuesta a terminar la Liga este fin de semana

El reparto del dinero de las quinielas es otro foco importante de fricción, aunque tampoco aquí se acaban las diferencias con el CSD y la LFP.

Ante esta perspectiva, en la Liga de Fútbol Profesional ya se plantean una Liga a 36 jornadas. Es decir, el campeonato podría finalizar este mismo fin de semana.