Competencia prorroga las condiciones de la fusión entre Antena 3 y La Sexta

Escrito por Nacho Requena
Canales
0

La CNMC (Comisión Nacional de Mercados y Competencia) ha decido prorrogar durante dos años más las condiciones a las que se sometió el acuerdo de fusión entre Antena 3 y La Sexta, autorizado por Consejo de Ministros con fecha 24 de agosto de 2012.

El Acuerdo de Consejo de Ministros autorizó dicha operación de concentración, sometida al cumplimiento de determinadas condiciones, relacionadas con la publicidad televisiva, la adquisición de contenidos audiovisuales, las obligaciones de prestación periódica de información y la televisión en abierto, que tendrían una duración inicial de tres años.

Transcurrido dicho plazo, “la Comisión valoraría si se había producido una modificación relevante en los mercados afectados por la fusión, que permitiera mantener, adecuar o suprimir las condiciones por un periodo adicional de dos años“.

Atresmedia incrementa su beneficio neto hasta los 55,4 millones

La situación no mejora

De acuerdo a lo publicado por Competencia, “una vez transcurrido el periodo inicial de tres años señalado en el Acuerdo de Consejo de Ministros, la CNMC considera que la situación competitiva del mercado de publicidad en televisión en España no ha mejorado desde entonces“. “En concreto, la extensión de la pauta única a los canales de la Sexta junto a las políticas comerciales de empaquetamiento de canales y fórmulas de negociación de precios publicitarios, ha empeorado la presión competitiva“.

Asimismo, recalcan que la reducción en el número de canales emitidos por Atresmedia no ha influido en sus ratios de audiencia e inversión publicitaria. Tampoco han desaparecido los riesgos de efectos restrictivos sobre la competencia en los mercados de televisión en abierto y adquisición de contenidos. En gran medida, la competencia en estos mercados está determinada por la situación competitiva del mercado de publicidad en televisión.

Para finalizar, la Competencia señala que “dadas las distintas ventanas adquiridas por las televisiones en abierto y de pago, y el lento desarrollo de los operadores OTT (Over the Top), la presión competitiva que estos ejercen como demandantes de contenidos audiovisuales sobre los operadores de televisión en abierto no es lo suficientemente fuerte como para disciplinar el comportamiento de las televisiones en abierto”.

 

También te puede interesar…