Un documental mostrará la doble moral de sacerdotes que practican cibersexo homosexual

Escrito por Jose Luis
Televisión Digital Terrestre
0

La verdad es que nos sumergimos en aguas realmente turbulentas cuando se mezclan estos escándalos que tienen a la Iglesia como protagonista y el respeto profundo a quienes profesan esa fe católica que muchas veces se ve mancillada por los que forman parte de su estructura. Así al menos lo va a descubrir un documental realizado en Brasil.

De momento lo que se ha sabido ha provocado un auténtico terremoto aunque no será hasta el año que viene, a principios, cuando de verdad se pueda ver todo lo que los autores del trabajo han afirmado descubrir. Que no es otra cosa que la doble moral de quienes juran el celibato para luego entregarse a, como ellos dicen, “el placer de la carne”.

Cibersexo homosexual

Según los periodistas que firmarán el documental, que se titula Amores Santos, la génesis de sus investigaciones no iba encaminada a destapar ningún escándalo relacionado con la Iglesia sino con la homofobia que sufren muchos homosexuales por culpa del discurso que todavía mantienen hacia ellos algunas confesiones. Pero, a medida que fueron profundizando, se encontraron con otra realidad terriblemente cruel.

Y es que seguramente los mismos que desde el altar condenan esa homosexualidad e inculcan a sus fieles el pecado que supone, son asiduos usuarios al cibersexo precisamente con otros hombres. No se trata ya de una doble moral sino de algo que es mucho peor… y los realizadores afirman tener más de 500 horas grabadas que son realmente comprometida.

¿Doble moral?

El caso es que en el documental es posible es posible ver a sacerdotes, ataviados con la sotana frente a la webcam respondiendo a los estímulos que reciben de un actor especialmente contratado para realizar las investigaciones. Según uno de los directores, Dener Giovanini, “La investigación que hicimos nos permitió percibir que muchos de los religiosos que pregonaban ese discurso también eran homosexuales. Entonces decidimos contratar a un actor y le inventamos un perfil en Facebook para atraer religiosos […] No queremos perjudicar a nadie. Tan sólo mostrar la hipocresía de los discursos de religiones que condenan la homosexualidad. No es una película contra las religiones sino para mostrar que existe algo equivocado y peligroso en su discurso”.

Así, también habrá espacio para testimonios de víctimas que han sufrido la homofobia en sus carnes por culpa de las proclamas religiosas que acaban calando en colectivos que terminan por perseguir a quienes reconocen abiertamente su tendencia gay.

¿Qué os parece el tema? Contadnos.

También te puede interesar…