Crítica: Into the Badlands (1×01), buen planteamiento, mala ejecución

Escrito por Nacho Requena
Series
1

Que la AMC cada día produce series de mayor calidad es una realidad innegable. La cadena se ha metido de lleno en el mundo de la producción y ya no sorprende a nadie que para productos de alta enjundia como Fear The Walking Dead, una de las grandes sorpresas de la temporada. Con esta premisa tras de sí, es lógico que cada nueva serie se espere con más impaciencia, y ese era el caso de Into the Bandlands.

El primer episodio de la nueva ficción de la AMC no deja frío, pero sí con un cierto regusto amargo a que es necesario mucho más para encandilar al respetable. En Into the Badlands se narra el viaje en busca de respuestas que Sunny (Daniel Wu), el guerrero más letal de Badlands, emprende en compañía de un misterioso joven (Aramis Knight).

La serie está ambientada en un futuro muy lejano, donde una sucesión de catástrofes provocadas por el hombre ha causado billones de pérdidas y el colapso de las naciones. Debido a esto, ha emergido una sociedad feudal y es, en este área, donde el más fuerte y el más violento accede a la riqueza y al poder. Esta zona, conocida como Badlands, está gobernada por siete barones rivales que controlan los recursos necesarios para el día a día, y hacen cumplir su política con la ayuda de ejércitos leales conocidos como Clippers.

Nuestro querido Sunny es un Clipper. Disfruta de un cierto estatus con el que el resto de la población sólo puede soñar, pero, asimismo, está dispuesto a sacrificar su vida al servicio de su barón.

Into the Badlands tendrá emisión simultánea con su estreno en Estados Unidos

Retrospección

Si se cuenta todo esto es porque, precisamente, el primer capítulo versa sobre este cometido. La sinopsis facilitada es también el argumento del primer episodio. Y aquí está uno de los problemas: se incide demasiado en la temática contextual de la ficción, en lugar de ir un poco más directo a lo que se nos quiere transmitir.

Uno puede pensar: “Oye, Nacho, pero es sólo un piloto”. Correcto, es sólo el 1×01, pero teniendo en cuenta que la serie está compuesta por tan “sólo” seis capítulos, uno tiene la sensación de que el primero podría haber dado mucho más de sí, sobre todo desde el punto de vista narrativo.

El caer tanto en explicar datos, así como una metahistoria que se puede resumir de manera extrínseca al propio hilo conductor, provoca que la serie se ralentice de manera innecesaria hasta cotas insospechadas, una ausencia de celeridad argumental que se ve “salvada” gracias a las secuencias de acción.

Into the Badlands de AMC

Into the Badlands es una serie de artes marciales. No hay que olvidar su premisa. Y lo positivo es que estas aparecen bien representadas cuando llega la ocasión. Buena prueba de ello es la apertura de la ficción, con seis minutos repletos de tortazos y escenas con un alto contenido violento. De hecho, es bueno destacar este aspecto, ya que la cadena no ha omitido ningún detalle por desagradable que sea: amputaciones, roturas, luxaciones y un sinfín más de perjuicios físicos propios de las artes practicadas.

Se agradece este mimo, este respeto, por una temática tan olvidada dentro del mundo audiovisual como son las artes marciales. Hubo un tiempo donde predominaban las producciones de esta índole, pero paulatinamente se han ido perdiendo en pos del género de acción, más directo y asequible.

Con Into the Badlands se recupera ese concepto clásico visto en las cintas de Bruce Lee o Jackie Chan, aunque contextualizado a los nuevos tiempos que nos rodean. Esto se traduce en escenas que beben más de producciones tan sobresalientes como son The Raid o IP Man, dos de las mejores películas que ha parido el género en la última década (por no decir las mejores junto a Ong Bak).

Crítica: Into the Badlands (1x01), buen planteamiento, mala ejecución

Into the Badlands es una apuesta difícil para la televisión actual. Las escenas de artes marciales cumplen -y muy bien- con su objetivo, pero no se puede decir lo mismo del resto de la ficción, a la que le falta fuelle. Obviamente, esto sólo es el primer episodio de los seis que quedan por emitir.

“Subsanar” este percance es realmente sencillo, dado que sólo se necesita introducir más secuencias de acción en lugar de una narrativa pesada y tediosa. AMC tiene que ser conocedora de que está realizando una serie centrada en las artes marciales, es decir, su público sabe qué está viendo y qué va a esperar de la misma. Mientras no pierda de vista esa premisa tan básica como elemental, Into the Badlands triunfará en audiencia.

Cuando finalice la serie saldremos de dudas con otro nuevo artículo sobre la temporada. Si anunciamos renovación, eso será una buena señal.

Crítica: Into the Badlands (1x01), buen planteamiento, mala ejecución

También te puede interesar…


Continúa leyendo

Comentarios

1 comentario
  1. Anónimo 22 Dic, 15 4:12

    no sabes nada de nada

    0