Abierta una investigación por posible fraude en las ayudas al cine español

Escrito por Jose Luis
Cine
0

El llamado cine español es algo que empieza, por suerte, a ser cosa del pasado. Entendido éste como la costumbre de hacer películas sin tener en cuenta lo que luego vayan a recaudar y confiando exclusivamente en los ingresos que llegan vía subvenciones del Estado. En los últimos tiempos muchas han sido las producciones que han ganado dinero como para no necesitar vivir exclusivamente del erario público.

Datos falsos de taquilla

Ahora cuatro juzgados de Madrid han abierto una investigación por un fraude que permite a películas que no cumplen los requisitos optar a las ayudas del Ministerio de Cultura hinchando y modificando fraudulentamente los datos de asistencia a las salas donde se proyectan. Tanto es así, que la sombra de la duda se cierne sobre un total de 38 de las 74 películas que han sido investigadas.

José Manuel Bernabé, que ha sido secretario general de la ICAA (Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales) ha declarado que para acceder a esas subvenciones de hasta 1,5 millones de euros, “hace falta un mínimo de 60.000 espectadores, o 30.000 si la película es en lengua no castellana”. De esta forma, parece claro que el objetivo de los productores es llegar a esos 60.000 espectadores (o 30.000) como sea, para conseguir un dinero vía subvención con el que seguramente ya contaron cuando empezaron a hacer la película.

El engaño se lleva a cabo a través de la productora, que ordena a la distribuidora que compre entradas sin espectadores para cubrir el cupo, aunque en otras ocasiones se trata simplemente de un “alzamiento ficticio de entradas”. Como informa El País, “La fiscalía empezó denunciado a los dueños de las salas, pero la investigación ha avanzado y las imputaciones afectan ya no sólo a exhibidores, sino también a productores y distribuidores”.

Datos procedentes de la ICAA

Todas las salas de cine tienen la obligación de dar sus datos de recaudación a la ICAA y fue esta la que detectó datos inconsistentes en esas 38 películas y 228 salas, sobre las que hay sospechas de que no ofrecieron las cifras reales de espectadores. Según los investigadores hay evidencias de un “falseamiento al alza de las recaudaciones […] Hay pruebas indiciarias de que se están desarrollando prácticas previsiblemente concertadas [con productores y distribuidores]”.

Cine español Holmes & Watson Madrid Days

Según informa El País, hay nombres para algunas de esas películas que presuntamente hincharon sus cifras de recaudación y que pertenecen a empresas, entre otras, como Enrique Cerezo P.C. y José Frade Producciones: La Montaña Rusa, de Enrique Cerezo P. C.; Holmes & Watson Madrid Days, de Nickel Odeon, De Mayor quiero ser soldado, una coproducción de España-Italia entre Canónigo Films y Produzione Straordinaria o Los Muertos no se tocan, nene de 2011 y producida por Gona Centro de Producción.

Estas prácticas son tipificadas, según informa la ICAA, como “infracciones administrativas y también ilícitos penales (delitos)”, al tratarse de actos de “falsedad y fraude en las subvenciones”.

También te puede interesar…

Fuente > El País