Fraude en las ayudas al cine: “Solo hay un espectador, yo” y luego dijeron que había 132

Escrito por Jose Luis
Cine
0

Aunque ayer nos enteramos de los titulares y trazos gruesos de este escándalo que sacude al cine español a cuenta de las ayudas públicas, ahora empiezan a trascender nuevos datos que se han obtenido directamente de las actuaciones llevadas a cabo por la fiscalía para destapar el fraude. Y hay revelaciones que son sorprendentes.

Taquillas infladas y espectadores inventados

Tal y como informa hoy El País, siguen apareciendo nuevos datos alrededor de este fraude una vez que las diligencias avanzan. Hay que tener en cuenta que esta investigación se viene produciendo a lo largo de los últimos años y afecta, de momento, a 42 películas. Los principales señalados son los productores y las distribuidoras, además de algunas salas de cine que parecen haber colaborado para que este fraude haya podido llevarse a cabo.

Uno de los casos que se relatan en esas actuaciones es el de un inspector que el 10 de septiembre de 2012 fue a la sala de cines Paraíso Mirasierra en Madrid la película De Mayor quiero ser soldado. En su informe al Ministerio de Cultura afirmó que “la sala […] estaba vacía” y dejó constancia de la sesión a la que había asistido apuntando “día, hora y filme” para concluir su informe escribiendo que “En esta sala solo hay un espectador, yo, el inspector que suscribe”. Lo sorprendente fue lo que ocurrió una semana más tarde cuando comprobó que en los datos remitidos por el cine al Ministerio de Cultura se indicaba que habían asistido 132 personas.

De mayor quiero ser soldado

Otros casos concretos

Tal y como informa El País en las diligencias judiciales contra la empresa Séptimo Arte Exhibición, S. A., ésta proyectó en 2012 las películas De Mayor quiero ser soldado, Los muertos no se tocan, nene y Mr. Nice y la conclusión a la que llega el fiscal es que “Los datos aportados por las salas al Gobierno pueden resultar falsos“. Se da la circunstancia de que fueron precisamente en esos cines donde más se vio la película De Mayor quiero ser un soldado, concretamente en sus salas de Mirasierra y Pequeño Cine que están en Madrid.

Los inspectores del Ministerio de Cultura realizaron seis visitas a estos cines entre julio (7 y 17), agosto (10 y 29) y septiembre (10 y 26) de 2012 y observaron “que el número de espectadores era infinitamente menor que el declarado por la compañía al ICAA”. En una de las proyecciones, el 17 de julio de 2012, había cuatro espectadores y la sala trasladó al ICAA más tarde que había 90.

Nos da que en los próximos días seguirán apareciendo nuevos detalles. ¿Qué os parece?

También te puede interesar…