Ocho apellidos catalanes (Karra Elejalde): “El guión estaba un poco cojo al principio”

Escrito por Nacho Requena
Cine
0

Cuando se habla de Ocho apellidos catalanes siempre se suele sacar a Dani Rovira o Clara Lago como cabezas de cartel, y buena prueba de ello es que son los que suelen ir a las entrevistas. Sin embargo, hay un actor en la cinta que da mucho empaque a la misma. En efecto, hablamos de Karra Elejalde, el padre de “Amaia” en la ficción producida por Mediaset. Con motivo del estreno, el actor ha sido entrevistado por AS, entrevista donde ha dejado algunos detalles.

Como bien se está conociendo una semana después de su estreno, Ocho apellidos catalanes cuenta con un guión mucho más flojo que el de su primera entrega. Esta percepción también la tuvo el propio actor cuando le plantearon el realizar una secuela: “Por supuesto, no veía la necesidad, yo les decía, ¿a qué cojones vamos a Cataluña ahora? En fin, son directrices que no sé de dónde vienen. Cuando leímos el guión por primera vez sentimos que estaba un poco cojo aunque luego lo fuimos arreglando. Mucho ha tenido que ver la mano sabia del director, Emilio Martínez Lázaro.

En cuanto al salto a la fama que ha dado, Elejalde fue tajante: “Que no me sorprenda (la popularidad) no quiere decir que deje de ser injusta la situación. Ahora vuelvo a estar ahí arriba, estoy feliz con mi familia, con mi hija, pero te aseguro que, también, he perdido mucha calidad de vida. Ahora tengo que comer en reservados porque en cualquier sitio que voy me arrasan. Ya no salgo por la noche a tomar gin tonics”.

Ocho apellidos vascos

Hasta las uvas

Precisamente sobre esta tesitura, la de la popularidad lograda, el actor hizo hincapié en que ahora tiene muchas más ofertas: “Uf, qué quieres que te diga, puedo decir que hubo una época no muy lejana en que era más o menos un apestado, un vulgar fumeta, y ahora me ofrecen hasta dar las uvas en Nochevieja. Esto es así de crudo. En esta profesión no tiene éxito el que más se lo merece. Yo no era peor actor antes de rodar Ocho apellidos vascos, sin embargo después del éxito de la película yo soy la hostia, con un reconocimiento increíble y me agasajan desde todos los sitios.

“Unos meses antes de hacer esa película había telarañas en mi frigorífico. Puedes hacer cinco películas en un año y ninguna en el lustro siguiente. Esto es una lotería y, de repente, estás de moda de la misma manera que dejas de estarlo”, finalizó.

También te puede interesar…