¿Sabéis cómo descubrieron en el Ministerio de Cultura el fraude de las subvenciones del cine?

Escrito por Jose Luis
Cine
0

Seguramente que cuando un escándalo como este de la taquilla del cine español se descubre, son muchas las formas que hay de que lleguen a dar con él. En este caso, aunque en el sector era la comidilla de todo el mundo que estas prácticas eran habituales (hasta Alfredo Landa en sus memorias ya hablaba de él), no fue hasta que un inspector de Cultura se topó con ello que no empezaron a tirar del hilo.

7 de octubre de 2012

Esa fecha podría ser, según informa El País, la primera que no deja lugar a dudas que se están produciendo irregularidades en la información que recibe la ICAA con los datos de espectadores que asisten a las salas.

Ese 7 de octubre de 2012 a las 16:30h. estaba prevista la proyección de la película De mayor quiero ser soldado pero solo había una persona en la sala esperando a que comenzara. Cuál fue la sorpresa de ese único espectador (que era un inspector de Cultura) cuando un empleado de los cines entró y le dijo que “por un problema técnico” no era posible realizar el pase. Cosa que también ocurrió con el de las 22:15h., que tampoco se llevó a cabo.

De mayor quiero ser soldado

Hasta ahí todo normal pero claro, ese inspector de Cultura hizo el seguimiento de los datos de ese cine en ese día y a esas horas (16:30 y 22:15h.) en las que él estuvo y pudo comprobar que no cuadraban los datos. Que esas dos proyecciones canceladas y que no habían tenido lugar contaron con 117 y 94 espectadores, respectivamente.

A partir de ahí solo hizo falta tirar del hilo y comprobar cómo, en todos los casos sospechosos, se repetía un cierto modus operandi que denotaba la necesidad que ahí podía haber un fraude.

Menos espectadores en el estreno

Según El País, una de las curiosidades que dejan entrever que el fraude se está llevando a cabo con una película es que en todos se repite (más o menos) el mismo patrón: los datos de asistencia a las salas son relativamente normales en los días posteriores al estreno pero a medida que avanzan las semanas y se acerca la fecha de retirada de la cartelera, “Se dan cuenta de que no han alcanzado la cifra que da opción a la subvención y se la inventan hasta cubrir el cupo”.

De momento hay 42 películas sospechosas que incriminan a productoras, distribuidoras y cines. Veremos a ver cómo termina la cosa.

También te puede interesar…