El Gobierno pondrá trabas a la venta de los canales TDT de Veo 7 al grupo Secuoya

Escrito por Jose Luis
Televisión Digital Terrestre
1

La semana pasada os informábamos de que Veo TV, propietaria de dos frecuencias de TDT desde el año 2005, quería venderlas y hacer caja para aliviar los problemas económicos que afectan a la matriz italiana del grupo español Unidad Editorial, dueña de El Mundo, Marca, etc. Pues bien, ahora que el Ministerio de Industria se va a meterse por medio, parece que no todo va a ser tan fácil.

Trabas administrativas

Como hoy cuenta Vozpopuli, los impedimentos a los que se refieren desde el Ministerio eran de sobra conocidos por las partes aunque esperaban que, a pesar de que el acuerdo ya es (casi) total, esas imposiciones pudieran evitarse fácilmente. Pero por desgracia para los interesados, está en el ánimo del Ministerio hacer cumplir al pie de la letra lo que dice la ley.

Jose-Manuel-Soria-imagen-industria-tdt

Así, mientras no hay problemas en la venta en sí, porque han pasado más de dos años desde que se produjo la adjudicación, sí que pueden derivarse limitaciones cuando Secuoya quiera explotar esas dos frecuencias recién compradas. Y es que “cuando la licencia comporte la adjudicación de un múltiplex completo o de dos o más canales, no se podrá arrendar más del 50 por 100 de la capacidad de la licencia“. Recordad que el grupo Secuoya quiere alquilar las dos frecuencias actuales de Veo TV a Discovery Networks que ya emite su Discovery Max a través de una de ellas.

Canales extranjeros

Además de lo anterior, que ya de por sí es un inconveniente para la viabilidad de la compra, existe otro que no es un obstáculo normativo propiamente dicho pero sí que es discrecional por parte del Gobierno: y es que no se ven con buenos ojos la llegada de nuevas empresas extranjeras al panorama TDT, al amparo del artículo 29c que deja “en manos del Gobierno la autorización de cualquier operación que implique la llegada a la TDT de compañías de países que no tengan reciprocidad legal con España”. Cosa que ocurre con EE.UU., país donde está instalada Discovery Networks.

¿Soluciones? Pues la más fácil sería que Discovery Networks operara con una filial en España (cosa improbable que reduciría la rentabilidad) o que se aplicara el famoso “interés general” por parte del Gobierno para dar carpetazo y arreglar el entuerto pero claro, estando en camapña electoral. ¿A lo mejor tras el 20 de diciembre?

Así que, ¿sabéis lo que ocurrirá? Contadnos.

También te puede interesar…