El día que Gandalf se equivocó de bastón en El Hobbit La Batalla de los cinco ejércitos

Escrito por Jose Luis
Cine
0

Esta historia es un poco enrevesada pero si sois fans de El Señor de los Anillos y El Hobbit le vais a encontrar mucha magia porque fue una anécdota que estuvo a punto de estropear el nexo de unión entre las dos sagas basadas en los libros de J.R.R. Tolkien. Y es que Gandalf estuvo usando durante varios días un bastón que no era el que correspondía con la historia.

Dos bastones en El Hobbit

Antes de nada hay que decir que Gandalf a lo largo de las tres películas de El Hobbit hace uso de dos bastones. Uno es el que tiene forma de llama en la parte alta (imagen inferior a la derecha) y otro que pasa por dos fases: una en la que se pueden percibir unas cortas ramas (imagen inferior izquierda) y la evolución de éste que tiene lugar tras La Batalla de los cinco ejércitos, cuando a base de mamporros esas ramas desaparecen.

El Hobbit La Batalla de los cinco ejércitos

Hay un momento de la historia de El Hobbit (abajo) donde Gandalf tiene un encuentro con Sauron en el que su bastón de mago se destruye.

El Hobbit La Batalla de los cinco ejércitos

Más tarde, y con Gandalf sin su arma más característica, recibirá del mago Radagast otro bastón (el de las ramas que os contamos) antes de La Batalla de los cinco ejércitos que tiene lugar en el tramo final de la película.

El Hobbit La Batalla de los cinco ejércitos

Como podéis ver (arriba), se trata del mismo bastón así que, ¿qué es lo que pasó durante el rodaje de la batalla a las puertas de Erebor?

Un error de racord

Si en una película normal ya es complicado mantener la continuidad, el racord, imaginad lo que supone en una superproducción con decenas de miles de objetos en cada plano. Evidentemente no es lo mismo estar pendientes del bastón de Gandalf que de un adorno que apenas se ve pero a Matt, el chaval encargado de esas cosas, se le olvidó estar atento en La Batalla de los cinco ejércitos al bastón que debía llevar el mago y que era el de Radagast, no el primero que fue destruido por Sauron.

El Señor de los Anillos en el horizonte

Pasaron los días (tres), se rodaron decenas de planos y cuando ya tenían muchísimo trabajo guardado, Peter Jackson se dio cuenta del error. ¡¡Gandalf tiene el bastón equivocado!! ¿Qué hacer? Pues os lo podéis imaginar: recurrieron a los efectos por ordenador para recrear el bastón de Radagast y de paso, a medida que pasaba la lucha, fueron recortando sus ramas hasta dejarlo con el aspecto que debía tener al final de la trilogía de El Hobbit. ¿Razón? Pues que ese bastón con el que termina Gandalf en La Batalla de los cinco ejércitos es el mismo con el que empezará El Señor de los Anillos La Comunidad del Anillo.

¿Entendéis ahora la importancia de hacer bien las cosas? Aquí podéis ver el proceso que siguieron para corregir el enorme error que habían cometido:

El Hobbit La Batalla de los cinco ejércitos

(Arriba) Bastón destruido por Sauron en el plano rodado.

El Hobbit La Batalla de los cinco ejércitos

(Arriba) Efectos por ordenador sobre el bastón destruido por Sauron.

El Hobbit La Batalla de los cinco ejércitos

(Arriba) Bastón de Radagast modificado digitalmente.