Y Star Wars perdió el liderazgo de Estados Unidos después de un mes…

Escrito por Nacho Requena
Cine
0

Se acabó. Star Wars Episodio VII: el despertar de la fuerza ha perdido el primer puesto de la taquilla estadounidense después de cuatro semanas consecutivas (en otras palabras, desde el 18 de diciembre, día en el que se estrenó). La última película de la franquicia galáctica bajó hasta la tercera posición, donde se quedó gracias a los 25,12 millones de dólares obtenidos (una cifra todavía muy buena).

Cabe destacar que perdió un 40,7 por ciento respecto a la semana anterior, con un acumulado de 851 millones de dólares y 1.869 a nivel mundial. Con estas cifras por delante, queda claro que Star Wars tiene harto complicado batir el récord de recaudación de Avatar o Titanic, aunque sí de meterse en el selecto grupo de los 2.000 millones (esto lo hará antes de que finalice el mes de enero casi seguro).

¿Quién le ha robado esta primera plaza? Pues nada menos que una comedia: Infiltrados en Miami. Protagonizada por Ice Cube y Kevin Hart, la secuela de  espiritual de ¡Vaya Patrulla! obtuvo 34,04 millones de dólares.

En cuanto a la medalla de plata, Iñárritu y su El renacido cosecharon 29,5 millones de dólares, un 25,9 por ciento que la semana anterior (con un acumulado de 87,67 millones). A falta de estrenarse a nivel internacional, son buenos dígitos para DiCaprio y compañía, que encaran la recta final antes de los preciados Oscar.

The Revenant: el personaje de DiCaprio será prácticamente mudo

Sonrisas y decepciones

Las tres primeras plazas van a bailar considerablemente durante los próximos meses, y mucho más lo van a hacer todas las siguientes. La vorágine de estrenos es abismal y buena prueba de ello es que en cuarto lugar se coló 13 horas: Los soldados secretos de Bengasi. La nueva cinta de Michael Bay se llevó 16 millones de dólares en 2.389 salas, mientras que en quinta posición se quedó Padres por desigual, con 9,3 millones de dólares en su cuarta semana en la taquilla (129,25 millones en su totalidad).

Estas las alegrías, pero ahora vienen las “tristezas” (o la tristeza, en singular). The Hateful Eight no termina de arrancar: 47,59 millones de dólares en el acumulado con 3,44 durante la última semana. Son números realmente bajos para una producción de Quentin Tarantino, quien va a tener que conformarse con la taquilla internacional (65 kilos, una cantidad más acorde).

Antes de finalizar hay que recalcar que producciones como Spotlight o Brooklyn han aumentado su recaudación tras la oleada de nominaciones en los Oscar.

También te puede interesar…