Quiero ser monja de Cuatro, un nuevo reallity con la Iglesia como protagonista

Escrito por Jose Luis
Televisión Digital Terrestre
0

Ya os informamos hace algunos meses que Mediaset estaba viendo la posibilidad de llevar a Cuatro uno de esos reallitys que, aunque no seamos especialmente religiosos, llama la atención por lo extraño de la fórmula. Y es que Quiero ser monja será la forma más sencilla de comprobar cómo es la vida en el interior de un convento.

Adaptación de un formato extranjero

The Sisterhood Becoming Nuns es el nombre original de un espacio que nos ofrece el día a día de una serie de jovencitas en su camino por ser monjas. Una fórmula que podría parecer descabellada pero que tiene la confianza de los responsables de Mediapro, que la ven a la misma altura de rupturismo que supuso Adán y Eva (que emite Cuatro) en su momento.

Reallity de monjas en televisión USA. Quiero ser monja

En España, Quiero ser monja seguirá la rutina diaria de cinco chicas que forman parte de tres congregaciones distintas: Santísimo Sacramento, Santa María de Leuca y Justinianas de Alicante, Granada y Madrid.

Las cámaras del concurso han estado siguiendo a lo largo de seis semanas a las chicas, que tendrán que decidir en antena si realmente quieren consagrar su vida a Dios o vivir la religión fuera de la Iglesia. Desde la productora (Warner Bros ITPV España) han querido destacar el enorme respeto y rigor que han seguido en la elaboración del programa para que no exista la más mínima duda de que no se intenta trivializar o restar importancia a la decisión moral que deben tomar las protagonistas del formato.

Las congregaciones han colaborado

Además, el casting de chicas ha sido un poco más complicado de lo normal ya que había que buscar perfiles muy concretos, que hubieran sentido la llamada de Dios para platearse realizar un proceso como el que describe el reallity. Según Edi Walter, productor ejecutivo de Quiero ser monja, “el casting no fue al uso. Buscábamos chicas que hubieran sentido la llamada, por lo que nos movimos en ámbitos religiosos”, aunque primero fueron a buscar congregaciones que quisieran aceptar la idea. A las que encontraron “les gustó poder transmitir su modo de vida y dar a conocer ese mundo desde dentro […] todas han dado su visto bueno”.

Hay que recordar que una de las principales dudas que había (y de la que os informamos en su momento) era saber cómo se tomaría el estamento eclesiástico esta invasión de equipos de televisión en espacios habitualmente reservados a la fe, pero finalmente parece que todo ha sido más fácil de lo esperado.

Pronto sabremos su fecha de estreno.

También te puede interesar…