José Luis Moreno sufre un nuevo robo en su domicilio

Escrito por Nacho Requena
Canales
0

José Luis Moreno ha vuelto a sufrir un nuevo robo en su domicilio. De acuerdo a una información facilitada por la Agencia EFE, dos encapuchados entraron la noche del lunes en la vivienda del empresario teatral y televisivo en la localidad madrileña de Boadilla del Monte. Ambos pudieron llevarse algunos objetos personales del dormitorio del propietario de la casa, aunque no de gran valor.

“Según fuentes de la investigación, en torno a las 22.35 horas, la Guardia Civil recibió una llamada avisando de que dos personas habían sido sorprendidas en el interior de la parcela de un chalé en al calle Retamar de la localidad madrileña”, apunta EFE. “El propietario, José Luis Moreno, les sorprendió y, al gritarles, los dos encapuchados huyeron a pie en dirección a la carretera M-516“.

Los agentes del puesto de Majadahonda acudieron al domicilio de José Luis Moreno. En una exploración por la zona, estos descubrieron que los ladrones habían realizado un corte en el vallado metálico de la finca por donde supuestamente entraron y hallaron billetes (en euros) y otras monedas extranjeras, “previsiblemente procedentes del robo de otra casa esa misma noche”.

Una hora más tarde, una empleada de José Luis Moreno informó de que faltaban objetos personales del dormitorio del propietario de la casa, al que pudieron acceder tras escalar la correspondiente pared. “Según la descripción facilitada por la víctima se trataría de dos varones de entre 1,75 y 1,85 de estatura, que iban con el rostro cubierto y ropa oscura, posiblemente de color verde”.

_joseluismoreno_ca497f7b

Un violento precedente

No es la primera vez que el empresario sufre un robo en su domicilio. Como muchos lectores recordarán, en diciembre de 2007 seis encapuchados entraron en el chalé que Moreno posee en Boadilla del Monte.

El artista se resistió al robo y debido a ello recibió un golpe en la cabeza con un hacha, acción por la que tuvo que ser ingresado en el hospital Puerta de Hierro con graves heridas.

Los detenidos, residentes en una urbanización de lujo de Madrid, se desplazaban a diario en un vehículo hasta la zona donde esa noche cometerían los robos. En un punto determinado de la carretera, dos o tres personas bajaban del vehículo y el conductor regresaba a su domicilio hasta recibir el aviso de recogida, modus operandis que se siguió para la casa del empresario.

También te puede interesar…