‘La herencia de Hitler’, así es la nueva serie documental de Discovery para los jueves

Escrito por Nacho Requena
Canales
4

Discovery Max tiene nuevo programa: ‘La herencia de Hitler’. Este documental de corte histórico ahonda en la figura de Adolf Hitler desde una peculiar perspectiva: no se encarga del genocida, del psicópata, del estratega o del propagandista, sino que retrata al Führer como un hombre de negocios que amaba el dinero, pero que no estaba dispuesto a pagar por él. Es decir, un líder dispuesto a explotar su situación privilegiada y sin ningún escrúpulo a la hora de defraudar al fisco.

El documental, que Discovery Max estrena este jueves 17 de marzo a las 22:30 horas, sigue el relato de Hermann Rothman, un judío que consiguió escapar de Alemania antes de que comenzara la guerra para ponerse a las órdenes del servicio secreto británico. Ahora, con 90 años, cuenta por primera vez en televisión cómo su equipo de espías encontró el documento con la herencia de Hitler y las pesquisas posteriores para averiguar cuánto dinero amasó en realidad y dónde fue a parar ese capital tras la guerra.

Tras el suicidio de Hitler en su búnker de Berlín, el 29 de abril de 1945, la unidad de Rothman descubrió a un hombre vestido de civil que escondía un documento de siete páginas con el testamento de Hitler. El espía tradujo inmediatamente el documento, que arrancaba con una diatriba contra los judíos culpándolos de haber iniciado el conflicto.

'Los archivos secretos de los nazis', estreno mañana en Discovery Max

Y todavía más

La segunda sección de la herencia era un intento del dictador de ocultar la magnitud de su riqueza. Sin embargo, registros de impuestos reales de Hitler muestran una imagen bien distinta del dictador: un hombre de negocios apasionado por el dinero en efectivo y un evasor de impuestos en serie que, junto a sus asesores, puso en marcha una perfecta maquinaria defraudadora destinada a llenar discretamente sus bolsillos.

Así, el documental revela que cuando Hitler se convirtió en el líder supremo en 1933, ya le debía al fisco alemán una pequeña fortuna (casi dos millones de libras) y que, una vez en el poder, dio con ingeniosas maneras de hacer dinero, como cobrar los derechos de autor de ‘Mein Kampf’, que el estado regalaba a todos los alemanes que se casaban, y recaudar derechos de imagen por sus apariciones y discursos públicos. Incluso se encargó de percibir un canon de los sellos alemanes en los que figuraba su imagen, desviando discretamente las ganancias a sus cuentas bancarias secretas.

También te puede interesar…


Continúa leyendo

Comentarios

4 comentarios
  1. Elida 26 Abr, 16 10:34

    Also frank it is a magazine. Diioetnarcis cater to the public. Meaning if the misinformed say it enough it becomes reality. So while you may laugh at a river of fools your high tolerance for them can get you swept up in the current.

    0