Mónica Pérez de La que se avecina: “Nadie entendió mi salida tras la segunda temporada”

Escrito por Jose Luis
Series
2

La que se avecina nos ha dejado en las últimas ocho temporadas algunos momentos memorables y si sois de los que siguen la ficción que emite Telecinco desde sus inicios, recordaréis a un personaje de la segunda temporada llamada Blanca, compañera de piso de Nines y Raquel (la rubia cañón) que tenía una cierta inclinación a pasarse por la piedra a todo hombre que pasara por el Mirador de Montepinar.

Adiós sin depedirse

El caso es que la actriz que dio vida a Blanca, Mónica Pérez, ha concedido una entrevista a eCartelera donde deja algunos titulares más que interesantes sobre su paso por la serie. El que más es, seguramente, que su salida “no la entendió nadie. Ni el público, ni yo tampoco. Sinceramente, no lo entendí para nada. Pero esto ya son cosas que son más de papel y de malentendidos entre representantes y productoras y entre los propios actores. Al final, siempre somos unos mandados”.

Mónica Pérez de La que se avecina

Así que por sus palabras se deduce que pudo haber desavenencias con los responsables de La que se avecina. Aun así, asegura que “Tuve una buena experiencia. Toda la gente era muy maja, teníamos que trabajar durante muchas horas y estábamos mucho tiempo juntos”, aunque reconoce que hubo algún roce que pudo condenar su estancia en la serie: “Simplemente, no acabé de llevarme bien con la manera de ejecutar de la productora […] Ahora, a lo mejor, hubiéramos llegado a un acuerdo. Pero en ese momento no lo hicimos y se acabó mi temporada”.

Grabación y emisión inmediata

Hay que recordar que las primeras temporadas de La que se avecina no fueron tan idílicas como ahora, donde Telecinco le abre el hueco que sea necesario para emitirla. Es más, aquella segunda temporada supuso una pequeña revolución que buscaba alejarse de la influencia de Aquí no hay quien viva introduciendo nuevos personajes como el de Blanca.

La actriz recuerda que el trabajo se alargó demasiado y que “Nos afectaba [al ambiente de trabajo] porque nos iban cambiando el día [de emisión], nos cambiaban la hora. Porque se iba a grabar y emitir al poco tiempo y se tardó un año. A nivel actoral, cuando te cierran un tiempo de rodaje, a ti te va muy bien porque vas cerrando otras cosas y no podíamos [hacerlo] porque se fue alargando y alargando y yo no tenía el interés, en un principio, de estar un año así. No interés actoral […] no es por el tiempo, que cuando estoy en un sitio me encanta. Pero, claro, no podíamos cerrar nada a nivel laboral”.

¿Os acordáis de Blanca?

También te puede interesar…