El debate de Gran Hermano VIP 4 acaba como el Rosario de la Aurora (vídeo)

Escrito por Jose Luis
Canales
0

Gran Hermano VIP 4 llega a sus fases finales y parece que el debate de los domingos ha aumentado la temperatura de sus discusiones, aunque en lo ocurrido ayer hay mucho de roces anteriores entre dos de las celebs made in Telecinco más conocidas y creadas al calor de sus formatos más seguidos. Se trata de Maite Galdeano, madre de la ganadora de Gran Hermano 16, e Ylenia.

Gritos e insultos varios

Todo parecía discurrir sin problemas en el debate hasta que Maite Galdeano e Ylenia entraron en contacto y entonces se lió parda. Todo vino por culpa de Kiko Hernández, que le recordó a la madre de la ganadora de Gran Hermano 16 que Amador Mohedano iba a denunciarla por mentir sobre el “tipo de relación” que mantenían. A partir de ahí, las dos mujeres entraron en una espiral de insultos que fue creciendo hasta que la presentadora, Sandra Barneda, decidió expulsar del plató a Maite.

Aunque tenéis en el vídeo el momento en el que se produce esa trifulca, todo empezó con una frase que no gustó nada a Ylenia. Maite la definió como “saco de huesos”, a lo que la colaboradora estalló respondiendo que “Sí, tengo muchos huesos, pero gracias mamá por enseñarme a no perder la dignidad. Eres la madre más ridícula que ha salido en televisión. Lo que quiere es un Sálvame deluxe, muerta de hambre”. Para concluir, la expulsada dijo que “Límpiate la nariz para hablar conmigo” (imaginamos que quiso decir “Límpiate la boca para hablar conmigo”).

Rechazada por Carlos Lozano

Parece ser que Maite Galdeano venía un poco contrariada de la casa de Guadalix de la Sierra, en la que entró presumiendo de que intentaría seducir a Carlos Lozano, al que llegó a definir como buenorro. El presentador parece que no entró al trapo, a pesar de los muchos intentos de la ex-concursante de Gran Hermano 16, y eso no debió hacerle gracia cuando al volver al plató todo el mundo se lo recordó.

También te puede interesar…