‘Quiero ser monja’, Cuatro presenta su nuevo reality “religioso”

Escrito por Nacho Requena
Canales
0

Mediaset sigue apostando por los formatos más rocambolescos. En esta ocasión, el turno es para ‘Quiero ser monja‘, nuevo formato que Cuatro estrenará el próximo domingo 10 de abril (21:30 horas) y que recogerá con respeto y rigor las principales vivencias de cinco jóvenes que aspiran a “esta clarificadora experiencia, un camino repleto de descubrimientos, anécdotas y, sobre todo, emoción”.

“Hay veces en que una llamada lo cambia todo. Puede ser la de una persona que queremos y con la que sentimos que tenemos comprometernos para compartir nuestro futuro, la de una forma de vida que nos atrae poderosamente o la de una fuerza interior que nos invita a vivir plenamente una vocación religiosa. Cuando se recibe esa llamada, hay dos opciones: desoírla o atreverse a dar los primeros pasos que marcan ese nuevo camino“, apunta la productora

Cinco jóvenes que han sentido la llamada religiosa han querido aventurarse en un viaje hacia su interior para descubrir la fuerza y el alcance de sus sentimientos, de su fe y de su espiritualidad. Juleysi, Paloma, Janet, Jaqui y María Fernanda han querido experimentar “de manera excepcional y única las condiciones de la vida religiosa compartiendo durante seis semanas los valores, los momentos de oración y servicio y el día a día de tres congregaciones que las guiarán en los inicios de la que puede ser una de las experiencias más apasionante de sus vidas“.

'Quiero ser monja', Cuatro presenta su nuevo reality "religioso"

Formato internacional

En ‘Quiero ser monja’, adaptación del formato ‘The Sisterhood: becoming nuns’ que la cadena produce en colaboración con Warner Bros ITVP España, los espectadores serán testigos de la evolución de las jóvenes, que se integrarán y convivirán con diferentes comunidades religiosas de Madrid, Alicante y Granada adaptándose a sus normas y sus rutinas en diferentes entornos: un convento de clausura, una casa-cuna con más de 100 niños a su cargo o de misiones en el Amazonas.

“Alejadas de su entorno, sin móviles, sin objetos superfluos, sin nada que entorpezca su experiencia, las jóvenes, muy diferentes entre sí pero unidas por un fuerte sentimiento espiritual, vivirán una oportunidad única para comprobar si están preparadas para dar el paso e integrarse en la vida religiosa o, por el contrario, desean vivir su fe como seglares”, matiza la productora.