Bertín Osborne y Arévalo critican que “en España ya no pueden hacerse chistes de mariquitas”

Escrito por Jose Luis
Canales
0

Fuera de En la tuya o en la mía, Bertín Osborne mantiene su carrera artística combinando pequeños conciertos con actuaciones junto a Arévalo, ese hermano que él llama y con el tiene un espectáculo que combina humor y canciones que lleva por todos los rincones de España. Ahora, los dos han hablado sobre la censura que (ellos consideran que) hay en televisión a la hora de tocar ciertos temas.

Chistes y temáticas tabú

Para los que no conozcan a Arévalo desde sus comienzos, allá por los años 80, decir que es un humorista que inició su carrera contando chistes que versaban sobre los más diversos temas, pero sus preferidos, y donde se ganó la fama imitando tonos, acentos y dejes, fue con los de andaluces, catalanes, gangosos y… mariquitas (permitidnos la palabra ochentera).

Pues bien, ahora tanto Bertín Osborne como Arévalo han hablado para La Vanguardia y han querido poner en evidencia la censura que imponen las televisiones cuando el humorista, por ejemplo, va a actuar en alguna de ellas, donde le recuerdan que no puede tocar ciertos temas.

En la tuya o en la mía

El humorista declaró que “Sí que hay colectivos […] que protestan. Por ejemplo, los enanitos no pueden trabajar. Yo he trabajado toda la vida con el bombero torero y los ocho enanitos. Un compañero salía en televisión con uno y se lo prohibieron. Si es que cuando alguien se enfada por un chiste de mariquitas suele ser alguien que no tiene ni idea. ¡Pero si ahora hay series en televisión con mariquitas de verdad y mariconeando! Me llamó mucho la atención una ocasión en que fui a Sevilla a hacer un programa y me pusieron una cantidad de condicionamientos antes de salir… ‘No hables de los tartamudos, no te metas con los mariquitas, esto otro ni tocarlo…’. Coño, ¿dónde estoy, en Sevilla o en Alemania?”.

Rápidamente, Bertín completó lo dicho por Arévalo afirmando que “Nadie hace un chiste así con deseo de ofender. En los últimos 15 años, en España se ha perdido el sentido del humor. Esto parece otro país, tiene razón Paco. Aquí nos reíamos de nosotros mismos, yo el primero. Es todo muy ridículo”. A lo que el cómico continuó que “Meterse con alguien significa insultarle, faltarle al respeto y llamarle estúpido o imbécil. Pero si se hace una imitación o el protagonista de la historia es cojo, no me estoy metiendo con un cojo. Lo dijo el actor Alberto Sordi cuando hizo de cojo, precisamente, en una película. No se estaba burlando de nadie; el protagonista es cojo y ya está. Pues es lo mismo el cine que contarlo”.

También te puede interesar…