La Asociación de la Prensa de Madrid critica la “banalización de los contenidos deportivos”

Escrito por Jose Luis
Canales
0

La Asociación de la Prensa de Madrid mantiene un blog donde algunos expertos van publicando ensayos intentando analizar cuál es la actual situación de la profesión en sus distintos ámbitos. Y la rama que tiene que ver con los deportes, es una de las más criticadas por la deriva sensacionalista y de búsqueda de espectáculo en la que se ha instalado, por encima de la búsqueda de la propia información. O eso al menos vienen a decir en un artículo recientemente publicado.

Banalización de los contenidos

En ese artículo del que os hablamos y que lo firma José Luis Rojas Torrijos, viene a describir la actual situación de algunos espacios deportivos de televisión como de “espectacularización de los contenidos” que llegan hasta el punto “de dejar a esta supeditada al entretenimiento como una fórmula que prioriza por encima de todo la búsqueda del éxito comercial, aunque para ello sea preciso renunciar a hacer periodismo”.

Esta proliferación se debe a las preferencias del público por formatos deportivos que son los que más seguidores tienen. Así, el “El rango logrado por los contenidos deportivos como producto mediático preferente tiene sobre todo su reflejo en televisión, donde en los últimos años han ido adquiriendo una proporción de minutos mayor y una personalidad propia dentro de los informativos de los diferentes canales”.

Bufandismo, no periodismo

Como no podía ser de otra forma, una buena parte del artículo se centra en ese fenómeno que es El Chiringuito de Jugones (y sus imitadores), que es el paradigma de esa expansión de lo deportivo dentro de la televisión. Sobre este espacio avisa de que “Pocos grupos mediáticos […] se han resistido a la tentación de poder contar con su particular late show deportivo, pues se trata de un producto que no exige, en principio, grandes inversiones, al mismo tiempo que busca aprovechar el reclamo de tener en nómina a un grupo de contertulios más o menos populares, con el principal propósito de ganar audiencia”.

El Chiringuito de Jugones

Además, se acuerda de que “El Chiringuito de Jugones […] dirigido por Josep Pedrerol, ha iniciado su octava temporada [y] Se trata de una tertulia que ha resistido el paso de los años frente a formatos similares ideados por la competencia que fueron cerrando y reabriendo en diferentes cadenas” y cuya “de prolongar debates excesivamente largos ante la cámara y sin informaciones realmente interesantes que contar al espectador parece destinada a agotarse sola”.

Según este informe, “El infoentretenimiento opinativo implantado en este tipo de magacines también ha incidido en la manera de hacer informativos de Deportes, aún denominados así a pesar del creciente peso que en ellos tienen el comentario, el humor, la improvisación y otros elementos no noticiosos”. Es más “hablar de periodismo deportivo casi se reduce a hacerlo de periodismo futbolístico“.

Y aquí viene lo más duro: “Determinadas actitudes y conductas del periodismo deportivo actual producen distorsiones que lo alejan del cumplimiento de ese cometido social. El no seguimiento de los parámetros éticos recogidos en los principales códigos deontológicos de la profesión puede ocasionar un preocupante deterioro de la calidad de los contenidos, merced a comportamientos tan rechazables como el denominado “periodismo de bufanda” o “periodismo de camiseta”, cada vez más naturalizado en este campo informativo y, muy especialmente, en los formatos de infoentretenimiento imperantes”.

Y por si acaso no había quedado claro, “Algunos periodistas no dudan en tomar partido y manifestar de forma abiertamente parcial cuáles son sus preferencias deportivas en el desempeño de su tarea de informar, una realidad que, en ocasiones, es fruto de una relación de peligrosa proximidad que llegan a establecer con sus fuentes más asiduas, en este caso deportistas, entrenadores, agentes de futbolistas o directivos de clubes, y que les dificulta separar trabajo de amistad para mantener la imparcialidad”.

¿Estáis de acuerdo con el artículo? ¿Creéis que tiene razón? Contadnos.

También te puede interesar…