Crítica de Capitán América: Civil War, juntos mejora todo

Escrito por Nacho Requena
Cine
0

Marvel tiene otra reválida más este fin de semana. La casa de las ideas ha aumentado su producción de películas de manera considerable, lo que ha provocado, a su vez, que la calidad de las mismas disminuya. No obstante, dentro de este amplio universo hay algunas a las que se les trata mejor que a otras. Capitán Américan: Civil War entra dentro del grupo de las “niñas bonitas”, y eso se nota en la calidad final del producto.

Sinopsis

Después de que otro incidente internacional involucre a Los Vengadores, causando varios daños colaterales, aumentan las presiones políticas para instaurar un sistema que exija más responsabilidades y que determine cuándo deben contratar los servicios del grupo de superhéroes. Esta nueva situación dividirá a Los Vengadores, mientras intentan proteger al mundo de un nuevo y terrible villano. Tercera entrega de la saga Capitán América. (FILMAFFINITY)

capitan_america_civil_war_655

La coralidad

El lema principal de esta nueva película de Capitán América, que a su vez se encuadra en las archiconocidas Civil War del cómic, es “Juntos permanecemos, divididos caemos”. Nunca un eslogan de marketing ha definido tan bien una cinta.

Esta primera parte de Civil War funciona porque todos sus personajes lo hacen. Cada uno posee su pequeña subtrama, que encaja perfectamente con la principal entre Capitán América y Iron Man. Cierto es que el interludio de la película goza, en ocasiones, de un guión difuso por la coralidad de la obra en sí, pero conforme avanza el metraje las historias se van entrelazando de manera notable. “Juntos permanecemos”, ya saben.

Civil War también divide a las redes sociales: agrado y descontento a partes iguales

Un buen ejemplo de lo comentado en el párrafo anterior es el personaje de Spiderman. Había muchas ganas de ver a Tom Holland interpretando al trepamuros más famoso, y la realidad es que el actor británico hace una entrada triunfal en la casa Marvel. Olvidaos del picotazo de araña, una tía en apuros y un personaje apagado y patidifuso; el nuevo Spiderman se acerca al del cómic de verdad, es decir, el superhéroe charlatán que no se calla ni debajo del agua, con mucho descaro y con cero sentido del ridículo.

En Civil War, el trepamuros va al grano: se aporta el background justo y necesario para que el personaje funcione. Y a luchar. Esto ocurre con otros personajes de las diferentes franquicias, y esa celeridad a la hora de ir a la materia es lo que aporta la frescura al guión.

Capitán América Civil War

Por supuesto, no todo es el guión, de ahí que haya que destacar el gran manejo de la cámara de los hermanos Russo. Tras su excelso trabajo en ‘Soldado de invierno’, Marvel ha dado otra oportunidad a los directores para que creen todo a su libre albedrío. Y el resultado es muy positivo.

Las escenas de acción son las mejores de todo lo producido por Marvel hasta la fecha -sin temor a equivocarme-. Son más duras, más violentas, más mimetizadas con la trama oscura que tiene esta entrega. Al fin y al cabo, no hay que olvidar que los Russo se han rodeado de los mejores especialistas para la elaboración de las mismas, y buena prueba de ello es que el equipo de la sobresaliente John Wick estuvo inmerso en Civil War (al igual que Iko Uwais en El despertar de la fuerza, por ejemplo; todo suma).

Estos son todos los estrenos de hoy en el cine (29/04/16) (vídeo)

Capitán América: Civil War devuelve a Marvel a lo más alto después de la “dubitativa” La era de Ultrón (“rara”, sobre todo, por ese montaje que tuvo). Sin embargo, uno tiene la sensación de que la compañía debería dejar descansar durante un largo periodo de tiempo a todos sus superhéroes.

Quizás la caída no venga por desavenencias entre ellos, sino por el hastío del público.

Crítica: Sicario, una lección de fuerza ante la cámara