’21 días’ trata la tragedia de los refugiados sirios en el programa de esta noche

Escrito por Nacho Requena
Canales
0

21 días‘ aborda en la entrega de esta noche (cuarta de la temporada) uno de los temas de actualidad más candente: el de los refugiados sirios que escapan de la guerra del país. Meritxell Martorell vivirá la experiencia de todos aquellos que realizan su peregrinación de Lesbos a Colonia.

“Es sin lugar a dudas el reportaje que más de lleno me ha afectado. Lo que viví allí es imposible olvidarlo. Aquella experiencia me ha cambiado. Tanto dolor y tanto sufrimiento… Y nosotros aquí, impasibles, sin hacer nada. Ojalá este ‘21 días’ ayude a cambiar nuestra conciencia y a tomar parte activa para ayudar a estas personas”, indica la periodista.

El mayor éxodo humano del siglo XXI se ha convertido en una catástrofe humanitaria de proporciones inabarcables. Más de un millón de personas huyen de la guerra en Siria lanzándose al mar para intentar alcanzar las costas europeas. El 80 por ciento de los refugiados pretende llegar hasta la isla griega de Lesbos. Decenas de miles de personas han perecido ahogados. Y quienes consiguen alcanzar tierra firme viven toda una odisea hasta llegar a Alemania.

Es en este punto donde Meritxell Martorell arranca su experiencia. Durante 21 días, 24 horas de grabación en cámara documentan el drama humanitario que se vive en Lesbos y que continúa por todo el territorio europeo. En la isla griega Meritxell convive con cooperantes españoles que se han desplazado hasta allí para asistir a los refugiados. Ellos son las primeras caras que ven cuando pisan tierra firme.

'21 días' trata la tragedia de los refugiados sirios en el programa de esta noche

Seguimiento exclusivo

La ruta hacia Alemania comienza con un viaje en ferry hasta Atenas. Los ferrys que cubren este trayecto han incrementado en un 50 por ciento el número de pasajeros desde que empezó esta crisis humanitaria. En este viaje, Meritxell conoce la historia de Saber y Hussein, dos jóvenes iraquíes que viajan junto a 24 personas más, todas ellas mujeres y niños. Funcionan como familia, aunque no lo son. Tratan de llegar a Alemania. “No podemos volver a Irak, no podemos vivir allí”, cuenta Saber. “No queremos nada, solo queremos vivir, pero no nos dejan”. Los dos chicos decidieron acompañar a este grupo en su trayecto hasta Alemania para que se sintieran protegidos.

Desde Atenas, los autobuses llevan a los refugiados hasta la frontera entre Grecia y Macedonia, pero la situación de colapso en esa frontera (Idomeni) obliga a desviar a los autocares hacia una gasolinera de Polikastro, situada a 20 kilómetros. Allí esperan durante días. La frontera está cerrada y solo dejan pasar gente con cuentagotas. La situación se vuelve insostenible. “No hay comida, no hay agua, tenemos que quedarnos aquí cuatro días sin nada”, se lamentan.

Meritxell también hablará con muchos españoles que ayudan a los refugiados en la ciudad de Colonia.

También te puede interesar…