Una escena de sexo entre caballos en la serie Silicon Valley provoca el escándalo

Escrito por Jose Luis
Canales
0

El sexo siempre ha sido una excusa perfecta para conseguir audiencia y muchos titulares en la prensa pero, la verdad, es que nunca una relación sexual entre dos animales había levantado tantas ampollas. Al menos entre las protectoras de animales, que han llegado a calificar esta escena entre dos caballos de la serie Silicon Valley como de “una violación”. Mirad.

Silicon Valley, la culpable

Todo ocurrió durante el segundo capítulo de la actual temporada (la tercera) de Silicon Valley, la serie de HBO, cuando el personaje de Richard visita al CEO de la empresa Pied Piper, un tal Jack Barker. Allí se acercarán hasta un establo donde presenciarán cómo es el apareamiento de una yegua con el objetivo de conseguir nuevas creías de caballo. Como os podéis imaginar (por las imágenes), asistiremos a una secuencia completa de sexo animal con primeros planos de los genitales del  pura sangre que cubre a la yegua.

Silicon Valley escena de sexo entre caballos

Esto no ha gustado a protectoras como la PETA, que ha publicado un comunicado en el que habla de que “Puede parecer divertido, pero las yeguas están atadas durante el proceso sin posibilidad de escapar mientras que los machos son arrastrados para montar a las yegua”, por lo que “Ninguno de los dos tiene posibilidad de escapar”. Esto, para la asociación, es un ejemplo de “procreación forzada para generar negocio. Hay una crisis de sobrepoblación equina ya que muchos caballos se engendran para las carreras y cuando no ganan son desechados hasta México o Canadá para transformarlos en carne”.

HBO no se arrepiente

HBO, que es una veterana en esto de añadir sexo a sus series de televisión, se ha tomado estas quejas con cierto humor y no ha querido entrar en ninguna guerra. Precisamente, el creador de Silicon Valley, Mike Judge, reconoció que cuando en la cadena vieron esta escena la vicepresidenta de comedias de HBO, Amy Gravitt, le envió un mensaje que rezaba así: “No me creo que vaya a decirte eso pero, ¿podemos tener más tiempo en pantalla a los caballos teniendo sexo? […] Así que añadimos más planos”.

Es más, aportó datos de cómo se grabó esa secuencia: “Se grabó de una vez. En cuanto el macho ve a la hembra en celo, no hay que hacer nada más. Se vuelven locos… [la escena] dura menos de un minuto […] Lo único falso en la escena es que los caballos eyaculan muy rápidamente… tuvimos que repetir el metraje un poquito, no demasiado, pero si lo pones todo junto el caballo acaba realmente rápido”.

¿Qué os parece esta polémica? ¿Le veis algún sentido? Contadnos.

También te puede interesar…