Martes y 13 pasó por la terapia de Mi casa es la tuya: ¿sabes por qué rompieron?

Escrito por Jose Luis
Canales
0

El paso de Martes y 13 por el diván de Mi casa es la tuya sirvió para que muchos españoles que se han reído con los scketches de estos dos genios, perdieran toda esperanza de volverlos a ver juntos ya que reconocieron que no volverán a juntarse nunca más. Además, aprovecharon para esbozar una ligera teoría de cuáles fueron las razones que hubo para la disolución del dúo cómico en el año 1997.

Millán primero y Josema después

La entrevista se hizo por separado ya que Bertín Osborne fue de uno en uno. El primero de ellos fue Millán Salcedo, que recordó sus comienzos que fueron especialmente duros por la muerte de su padre a una edad muy temprana. Eso obligó a su madre a enviarlo a un internado donde estuvo 10 años. Fue gracias a ese hecho que entró en contacto con el mundo del espectáculo aunque el momento de creación de Martes y 13 no se produjo hasta que contactó con Fernando Conde en la mili. Es en ese momento cuando empiezan a tomarse en serio la faceta cómica, actuando allá donde les dejan, que no eran otros sitios que tugurios que el propio cómico calificó como de “puticlubs”.

Precisamente, fue Millán Salcedo el que contó cómo fue el momento en el que se dio cuenta de que era hora de decir adiós a Martes y 13: un día, en plena actuación, se quedó completamente en blanco sin saber qué decir o cómo continuar con el scketch que estaban representando. Ahí es cuando el cómico confiesa que “perdí la cabeza […] estuve 40 días ingresado“.

Mi casa es la tuya con Martes y Trece

Josema Yuste fue el segundo en sentarse con Bertín Osborne para ir desgranando algunos aspectos de su vida que, como en el caso de Millán, pasó por quedarse huérfano a una edad muy temprana por el fallecimiento de su madre. Se unió al grupo formado por Millán y Fernando y se dieron en llamar Las Trillizas. Fue en esa etapa cuando inician tímidamente su carrera en televisión gracias a la ayuda de periodistas como José María Íñigo.

Poco tiempo transcurrió hasta que Fernando Conde decidió marcharse del grupo para buscar otros horizontes profesionales más ligados al teatro y consciente de que el tándem formado por Josema y Millán funcionaba mucho mejor como dúo. Es ahí, ciertamente, cuando se produce el despegue profesional de la pareja. Por último, el momento más amargo, cuando Millán le comunica a Josema que Martes y 13 no seguiría: fue un impacto pero creen que “Acertamos en el momento en que lo dejamos. Estábamos arriba, así que no nos equivocamos”.

También te puede interesar…