¿Son fiables los datos de audiencia de una Final de Champions como la del pasado sábado?

Escrito por Jose Luis
Audiencias Ayer
0

No hay cosa más importante para una cadena de televisión que conocer los datos de audiencia de sus principales espacios para conseguir tener un mayor impacto y que eso se traduzca en mayores ingresos publicitarios. Pero, ¿qué pasa cuando el mercado da por hecho que esos resultados que obtienen no son la realidad de lo que ocurre?

Solo en los hogares

Las mediciones de audiencia que lleva a cabo Kantar Media son ahora mismo las aceptadas por todos los actores del mercado aunque reconocen que no muestra toda la realidad, sino solo una parte: la de los hogares. Todo el consumo de televisión que haya fuera de esas fronteras no está controlado ni medido y se desconoce cuál es su alcance e impacto en las distintas cadenas de televisión.

Para que os hagáis una idea, la Final de la Champions del pasado sábado por la noche consiguió un 57,3 por ciento de cuota de pantalla y casi 9,5 millones de espectadores. Es más, cuando llegó la tanda de penaltis subió el share hasta el 62,34 por ciento y 11.642.000 televidentes. Pero, ¿qué ocurre con las miles de personas que decidieron verlo en bares o lugares comunitarios especialmente preparados para ver la final? Recordad que solo en el estadio Santiago Bernabéu se congregaron más de 80.000 personas.

final champions milan real madrid

Es evidente que este sistema es imperfecto pero es el aceptado por el mercado. En una especie de “más vale lo malo conocido, que lo bueno por conocer”. ¿Quién dice a los actuales popes de la televisión que la llegada de un nuevo sistema de medición, que contemple cualquier canal, vía o establecimiento, no dé un vuelco a los datos que consiguen a diario?

Quejas y lamentos

Según informa Bluper hoy mismo de fuentes del sector, opinan que “La muestra que se recoge es para medir el consumo en hogares. Todo lo que ocurre fuera del hogar no se controla” y Kantar Media, que es la responsable de ese trabajo, es “el único medidor de audiencias en España, hace caso omiso a lo que ocurre en lugares de encuentro, como en los bares, donde se reúne la mayoría de espectadores de este tipo de eventos deportivos, o la acumulación de personas alrededor de una única televisión”.

Para que os hagáis una idea, ya Canal+ tuvo sus más y sus menos con los sistemas de medición de ciertos partidos, como algunos Madrid-Barça que ofrecçia en exclusiva y que más tarde daban unos datos de audiencia que consideraban fuera de la realidad. Así, “cuando en un día normal el prime time alcanza los 13,5 millones de espectadores en las cadenas generalistas, cuando se emite un partido de gran importancia como un Real Madrid-FC Barcelona, el dato baja hasta 7 millones de espectadores. Sin embargo, las audiencias sólo reflejan poco más de 1,5 millones de espectadores para este tipo de partidos”. Como seguro que habéis entendido, se pierden millones de televidentes por el camino. ¿Dónde van?

Parece evidente que las técnicas de medición deben actualizarse pero, ¿quién quiere arriesgarse a que el sistema (imperfecto) generalmente aceptado por todas las partes y, sobre todo, por los anunciantes, dé un giro brusco si de repente se encuentran las televisiones con una realidad que no les beneficia?

También te puede interesar…